Etiqueta: Fraternidad San Pío X

HONOURING APOSTATES

HONOURING APOSTATES posted in Comentarios Eleison on marzo 2, 2024

The Newsociety does not compromise? 

To venerate apostates is not wise!

If these “Comments” sometimes shock good souls by how they can present either the Newchurch (since 1965) or the Newsociety of St Pius X (since 2012) in a good light, let them know that it is for pastoral reasons, because many Catholics are hanging on to their Catholic Faith through either the Newchurch or the Newsociety by their fingernails, and without the Newchurch or the Newsociety they could easily let go. In many such cases surely the proverb applies, “Better half a loaf than no bread.” On the other hand for doctrinal reasons this way of keeping the Faith has its serious dangers because both Newchurch and Newsociety have made compromises in doctrine which are dangerous for keeping the Catholic Faith. Here is that valuable lesson, from the following article written by a Benedictine monk of the Monastery of Santa Cruz, near Rio de Janeiro. “Arsenius” (his pen-name) has our warm thanks. 

Ever since the heresy of humanism (man before God) was made officially “Catholic” by the Council Fathers of Vatican II (1962–1965), the Popes and their advisers have done nothing but continue on their way leading straight to the abyss, falling typically faster and faster as their fall proceeds. Such a picture in no way inspires within us any hope for the least glimmer of a wish on the part of any of these officials to look after Catholic Tradition (meaning quite simply the true Church) in any way whatsoever. However, there are those who not only entertained some such hope but even felt a strange certainty that things were getting better for Tradition in Rome. By “Tradition” here they can only have meant the Newsociety with its desire to enter into a blameworthy “unity in diversity” with Rome. Hence the split, puzzling for many, between the Newsociety of St Pius X and the so-called “Resistance.” 

The turning-point for the Society of St Pius X was the year 2012, when the Resolution of the previous General Chapter of 2006, that there would be no practical agreement with Rome as long as the Catholic Truth had not yet triumphed, was replaced by the Newsociety’s official desire for a practical agreement, even if the Pope and his advisers had not yet come back to the Catholic Truth. Bishop Williamson was excluded from the General Chapter that made this change, and then from the Newsociety altogether. 

The years that followed showed more and more clear signs of Rome and the Newsociety growing closer together. One by one, Rome gave official approval to the marriages, priestly ordinations and confessions dispensed by the Newsociety. Was this the famous phrase being put into practice, namely “Rome gives everything and asks for nothing in return”? In which case the phrase was a reality and not just an illusion? One might well reply that it was just a way of acting to ensure that from now on the Newsociety would be acting more and more only with modernist Rome’s approval, basing its activity no longer on the general and grave emergency within the Church, because with Tradition now being “officialised,” the emergency was supposedly over. Meanwhile Rome would be waiting for the day when it could “pull the rug” from under the Newsociety’s feet, driving it into the blind alley into which it had driven itself. 

But may the recent announcement that the Newsociety is going to consecrate one or more bishops without Rome’s permission not be a sign that the old Society prior to 2012 is coming back? Alas, that seems virtually impossible. A return to the fighting spirit of Archbishop Lefebvre against the enemies of the Church in Rome seems to us a heritage of his in large part now lost within the Newsociety. The future looks dark to us, although God is still at work in numerous souls, thanks to the apostolate of members of the Newsociety. But that does not stop us from recognising that the Newsociety should be correcting a number of its post-Lefebvre guiding principles. In any case, the more scandals stain the pontificate of Francis, and the more the illusions of a reconciliation with Rome should be fading out. May Our Lady make us understand and love deeply the Church of all time, not to be identified with its caricature fabricated at Vatican II, and put into practice in the pontificates following. 

Kyrie eleison

MOTIVO de la “RESISTENCIA”

MOTIVO de la “RESISTENCIA” posted in Comentarios Eleison on febrero 10, 2024

Dios nos dio al viejo santo sabio que sabía lo que ibamos a necesitar. 

¿Estar capacitado para dirigirnos, acaso puede un joven pensar?

Hace menos de un mes, el 24 de enero, el prior brasileño del monasterio benedictino tradicional de Santa Cruz, enclavado en las altas colinas de Brasil, detrás de Río de Janeiro, el obispo Tomás de Aquino, publicó una severa denuncia de un prominente líder activo en todo el mundo en el movimiento católico Tradicional. Pero seguramente los Tradicionalistas tienen suficientes problemas desde fuera de la Tradición sin tener que pelear entre ellos? Normalmente eso es sentido común católico, pero no si la base misma del catolicismo, la fe católica, está en juego. Ahora en la lucha entre Roma y la Fraternidad de San Pío X, nunca ha dejado de estar en juego. Que los lectores juzguen por sí mismos si, como pastor del rebaño de Nuestro Señor, el obispo Thomas ha hecho algo más que su deber al denunciar a este lobo con piel de cordero. 

La razón de la existencia de la Resistencia no es otra que Dom Fellay, con sus palabras y acciones. Sus palabras minimizaron la gravedad de la crisis y del Concilio. Sus acciones expusieron a la Tradición a sufrir el mismo destino que las comunidades de Ecclesia Dei. 

Dom Fellay no habló como Dom Lefebvre. Dom Lefebvre denunció enérgicamente los errores del Concilio, así como a los eclesiásticos que fueron la causa de esos errores. Advirtió virtualmente a todos los papas sobre sus responsabilidades. A Juan Pablo II le dijo que, si seguía por el camino del ecumenismo, dejaría de ser el buen pastor, y en el dibujo sobre Asís le dijo, con imágenes y palabras, que Juan Pablo II iría al infierno si seguía siendo ecumenista. Le dijo al cardenal Ratzinger que él, Ratzinger, estaba en contra de la cristianización de la sociedad. El arzobispo denunció la apostasía del Vaticano II. ( . . . ) Defendió a sacerdotes y fieles del contagio modernista. Denunció sua propia excomunión inválida ma infame. En defensa de Francia no retrocedió ante el peligro musulmán. Nos protegió contra la tentación acordista de Dom Gérard. Fue, en resumen, como los obispos de antaño: el defensor del cristianismo y de su base, que es la fe. Era el hombre de las virtudes teologales, que sostenía nuestra fe y todas las virtudes. 

¿Y Dom Fellay? ¿Continuó las acciones de Dom Lefebvre? No. Tanto de palabra como de hecho, Dom Fellay se distanció de Dom Lefebvre. En cuanto a la herejía de la libertad religiosa, minimizó la gravedad de lo que había dicho el Concilio. No reaccionó ante los errores como Dom Lefebvre. No habló de las dos Iglesias, como Dom Lefebvre. No distinguió claramente la iglesia oficial de la Iglesia católica, sino que habló de una “Iglesia concreta”, confundiendo a los fieles e incluso a los sacerdotes. ¿Qué Iglesia concreta es ésta? ¿Tenemos que estar en esta Iglesia? Estamos en la Iglesia católica. Reconocemos al papa, pero no a la iglesia Conciliar de la que habló el cardenal Benelli. Reconocemos al papa, pero no su doctrina ni sus actos contrarios a la Tradición. Estos actos no son católicos, sino anticatólicos. 

Fue bajo la influencia de Dom Fellay que el Capítulo de 2012 modificó el principio enunciado por el Capítulo de 2006: no puede haber acuerdo práctico sin acuerdo doctrinal. Esto no le gustó a Dom Fellay, y se modificó. Bajo ciertas condiciones, la Fraternidad puede ahora llegar a un acuerdo práctico sin un acuerdo doctrinal. Se trata de un vacío legal, que abre el camino para llevar a la Fraternidad por la senda de la Ecclesia Dei. No fue tan lejos, pero bajó la guardia, y Roma se aprovechó de ello. A la oposición desde dentro de la Fraternidad Dom Fellay la reprimió, expulsando a Dom Williamson y a otros sacerdotes; luego castigó a otros aun, como a los siete decanos que protestaron con razón contra el documento matrimonial de Roma. Dom Fellay desorganizó la Tradición, se alejó de la línea de Dom Lefebvre, e hizo que otros también se apartaran de ella. Para resistir a este alejamiento surgió la “Resistencia”. 

Queremos seguir a Dom Lefebvre en todo, en la doctrina y también en las soluciones prácticas, porque, como enseñan Aristóteles y Santo Tomás, los ejemplos de los antiguos sirven como principios de acción. Seguimos a Dom Lefebvre en la doctrina y en la acción, especialmente en relación con la Roma modernista, y lo hacemos para ser fieles a Roma eterna, maestra de verdad y de santidad. 

Kyrie eleison 

Desintegración Del Papa – III

Desintegración Del Papa – III posted in Comentarios Eleison on mayo 1, 2021

Si estos “Comentarios” de la semana penultima elogiaban el Superior General de la Sociedad de San Pío X, el P. Davide Pagliarani, por su análisis del 12 de marzo sobre la impensable locura del “pensamiento” del Papa Francisco, nadie tiene por qué concluir que los “Comentarios” de esta semana tratan de socavar esa Sociedad si pasan a hacer un par de sugerencias al mismo Superior General. En todos los idiomas habrá alguna expresión proverbial de la distancia entre las palabras y los hechos. El P. Pagliarani está hablando correctamente. Los americanos podrían decir que todo lo que necesita ahora es andar el camino correcto, de acuerdo con su discurso.

En efecto, si el Superior General quiere realmente el bien de la Sociedad de la que es Superior, querrá actuar como actuó el Fundador de esa Sociedad, porque seguir a un Fundador es servir a su fundación, mientras que contradecirle de palabra o de obra será contribuir a deshacer su fundación. Ahora bien, ¿qué distinguía a Monseñor Lefebvre de sus miles de cofrades obispos en el Vaticano II y después de él? Siempre dijo que algunos cientos salieron del Concilio todavía resueltos a defender la verdadera Fe Católica, pero que en los años 70 el Papa Pablo VI logró esencialmente romper su resistencia, especialmente por el mal uso de su autoridad. Así que los obispos pusieron el Sistema por encima de la Verdad, mientras que el Arzobispo puso la Verdad por encima del Sistema.

Ahora, al declarar en su análisis del 12 de marzo que el Papa Francisco está prácticamente abandonando toda la filosofía y la teología católica, el honorable P. Pagliarani, demuestra que tiene un verdadero conocimiento de la Verdad y del terrible peligro en el que se encuentra hoy. Ahora bien, ¿qué hizo el Arzobispo cuando en los años 70 y 80 los Papas Pablo VI y Juan Pablo II pusieron en peligro la Fe de forma similar? ¿Puso el Sistema delante de la Verdad? ¿O acaso no hizo lo correcto al consagrar a cuatro obispos, incluso fuera del Sistema, para asegurar la supervivencia práctica de su discurso heroico? ¿Puedo sugerir que hay dos cosas que puede hacer, una para la Iglesia y otra para el Estado, para elevar su camino al nivel de su discurso?

Para la Iglesia, ayúdela enormemente, como lo hizo el Arzobispo (y como lo hizo usted mismo con su condena absolutamente clara en febrero de 2019 de la Declaración Conjunta del Papa con el Gran Imán de Al-Azhar), no sólo con la fidelidad a la doctrina católica, sino también rehuyendo inequívocamente el Sistema de la Iglesia, actualmente todavía empantanado en la doctrina conciliar, y susceptible de contaminar a cualquier sacerdote o líder de la Sociedad que coquetee imprudentemente con tales instrumentos objetivos de Belial. Con esos funcionarios de la Iglesia gravemente equivocados, cortesía y caridad, sí, pero contacto amistoso, de ninguna manera. Porque no puede haber mayor caridad hacia tales traidores objetivos, que se arriesgan a una terrible eternidad, que hacerles comprender la necesidad de volver a la buena doctrina. Y usted tiene ademas el deber de alejar a sus propios sacerdotes de ellos, ¡tan peligrosos son!

Y para el Estado, de manera similar. Prácticamente todos los Estados del mundo están actualmente bajo el control encubierto de los enemigos bimilenarios de Dios y del hombre, a los que Dios está utilizando para azotar a la humanidad apóstata. En lo que es radicalmente una guerra religiosa por su parte, por la ceguera y la debilidad de los católicos que deberían detenerlos, han conseguido el dominio de nuestros bancos, la política, las universidades, las artes, la cultura, el derecho, la medicina, etc., de modo que todas estas cosas son meras cáscaras anticristianas de lo que una vez fueron como partes de la civilización cristiana. La culpa es de los cristianos por su falta de fe, y ha supuesto recientemente el robo en una nación, antaño grande, de sus elecciones nacionales, con muy poca protesta contra la masa de mentiras necesariamente implicada. Ahora, con el sello de los mismos guerreros anticristianos está toda la crisis artificial de Covid. Padre, cualquier sociedad católica está traicionando aún más a Cristo si no discierne, y actúa, sobre quién y qué está en juego. El Covid es un problema aún más religioso que político, y los hombres de Dios deben decirlo, si el pueblo de Dios quiere volver a ponerse de rodillas. Que Dios esté con vosotros.

Kyrie eleison.

P.D. Basta de ECs por el momento sobre la gravedad del modernismo. Dejemos que los dos próximos ECs presenten para el tiempo de Pascua la alegría de Beethoven (aunque no sea una alegría directamente cristiana, sino derivada de ella).

.

Desintegración Del Papa – I

<b>Desintegración Del Papa – I</b> posted in Comentarios Eleison on abril 17, 2021

En una entrevista que dio a conocer a principios del mes pasado, el Superior General de la Fraternidad San Pío X, el P. Davide Pagliarani, abordó con sus propias palabras un tema de suprema importancia en la Iglesia y el mundo de hoy, pero que no se aborda a menudo por ser tan impensable, a saber, la desintegración del pensamiento. Pues al intentar analizar el pensamiento del Papa Francisco, el P. Pagliarani concluye que el Papa, en su deseo de llegar al hombre moderno allí donde se encuentre, ha abandonado todo sistema de pensamiento, toda filosofía o teología católica en el sentido clásico de esas dos palabras. Esto significaría que para llegar al hombre moderno, el Papa Francisco está renunciando a la doctrina católica. Este es el argumento del SG:

El Papa Francisco está “por encima” de todos los sistemas de pensamiento. Mientras que para Juan Pablo II ciertas doctrinas eran intocables, y mientras que Benedicto XVI siempre se preocupó por parecer fiel a la Tradición, por el contrario, el Papa Francisco está demoliendo todos los bastiones católicos del pasado. De hecho, era inevitable que al igual que el Vaticano II (1962–1965), con su libertad religiosa y su ecumenismo, socavara el dogma de la Iglesia, con el paso de las décadas también cedería su enseñanza moral sin base en el dogma. Así, con su Amoris Laetitia de 2016 el Papa Francisco enseñó, como doctrina solemne de la Iglesia, un enfoque completamente nuevo de la moral, a saber, la Madre Iglesia debe enfrentarse a los hechos modernos y convertirse en un tipo de madre bastante diferente. Ya no puede imponerse a sí misma y a sus leyes como siempre lo ha hecho. Ahora debe escuchar, comprender y acompañar a sus hijos, adaptándose pasivamente a lo que ellos hagan. Obviamente, los principios morales van a cambiar con la práctica cambiante de los hombres según la evolución de las circunstancias históricas.

Así, Francisco malinterpreta el amor – ninguna madre ama a su hijo que se ahoga en un río peligroso saltando con él. Entiende mal la misericordia: no es misericordia para un hombre dejarlo en un estado de pecado desagradable para Dios. Con tal falsificación de los verdaderos amor y misericordia de Dios, la Iglesia no sólo renuncia a todo el orden sobrenatural, sino que también lo deja “libre” en el orden natural, de modo que no queda ningún bastión, porque la Madre Iglesia se ha adaptado a los pecados del mundo, al no hacer más reclamos a sus hijos. Con el Vaticano II se adaptó al mundo. Con el Papa Francisco va más allá, adaptándose a los pecados del mundo, dejando a sus hijos, profundamente heridos por el pecado original, sin ninguna gracia sobrenatural que los cure.

¿Qué propone entonces el Papa Francisco como objetivo metas para la Iglesia y el mundo? En primer lugar, la imposición universal de una utópica ecología integral, para cuidar de la Madre Tierra (Pachamama) en todos los aspectos materiales (Laudato sí, 2015), y en segundo lugar una hermandad universal cuasi-masónica para cuidar de los semejantes (Fratelli Tutti, 2019). Así, la Madre Iglesia queda reducida a un sacerdocio puramente natural, despojado de todo poder sobrenatural, al servicio del Estado laico en todo su humanismo secular supuestamente superior.

El Superior General concluye que la verdadera respuesta a todos los problemas modernos es que la Madre Iglesia vuelva a predicar la doctrina infalible, es decir, la dimensión sobrenatural y el destino del hombre en el Cielo eterno, la Caída del hombre en el tiempo con su consecuencia perdurable del Pecado Original, y la necesidad absoluta de la gracia de Cristo para vencer el pecado. La doctrina de Cristo Rey encarna por sí misma la eternidad del Cielo, la victoria del Redentor sobre el pecado y la ayuda indispensable de la gracia sobrenatural que Él trajo como Redentor para permitir a los hombres llegar al Cielo. Y su Madre desempeñará un papel muy especial en lo que será la victoria final de la Iglesia sobre el triunfo pasajero de errores tan sutiles y perniciosos.

Este análisis del Superior General sobre el pensamiento y la acción del Papa presenta una coherencia y una lógica que todos debemos agradecer. Ciertamente hay algo de luz en la cúpula de la Fraternidad San Pío X. Decimos sinceramente, gracias a Dios. Pero, ¿significa esto que la Fraternidad está fuera de peligro? Eso está por verse. El Doctor no tiene como tal las virtudes del Mártir. Quiera Dios . . .

Kyrie eleison

Causas De La Ruina

Causas De La Ruina posted in Comentarios Eleison on marzo 13, 2021

Hace dos semanas, en estos “Comentarios”, un veterano Tradicionalista hizo algunos comentarios interesantes sobre el tema de los infiltrados, conscientes o inconscientes, que destrozan la Iglesia Católica desde dentro. Los lectores recordarán cómo él se esforzó en vano por restaurar la Tradición Católica dentro de la estructura conciliar. Descubrió que no era posible hacerlo. Cuando se le preguntó además: “¿Pero cómo pudieron los mismos eclesiásticos cometer el suicidio de la Iglesia? Eso no tiene sentido”, tuvo otras cosas interesantes que decir–

Creo que todo esto se reduce al amor a la Verdad o a la falta de la misma. En mi opinión, aquellos que realmente aman la Verdad la encontrarán, o lucharán hasta encontrarla, y entonces actuarán en consecuencia. Creo que la fe se derrumbó en los años 60 y 70 porque los católicos se habían vuelto muy débiles. En la misa de mediodía de mi parroquia en los años 50, prácticamente nadie comulgaba. Los sacerdotes vienen del pueblo, y el pueblo se había vuelto blando. Cuando llegaron los cambios, una mitad de esa gente aceptó de buen grado esos cambios, ya que hacían el vivir la “Fe” mucho más fácil, porque los no católicos ya no eran hostiles, una fe era tan buena como la otra, ahora podíamos sonreírnos todos, ¡y el clero siempre guiaba el camino! La mayoría de la otra mitad se unió a las sectas protestantes o simplemente abandonó la religión. Unas pocas almas valientes, una pequeña minoría que aún poseía ese amor por la fe, formaron sus propias capillas. Su mayor inspiración fue Monseñor Lefebvre, que fue el único que tuvo la fe de comprender que la jerarquía estaba en un estado de apostasía sin remedio.

Sólo Dios puede juzgar los corazones de los hombres, pero en mi opinión no hay excusa para los que abandonaron la Fe. Quizás casi todos los que lo hicieron pagarán con sus almas. Mi generación es la peor porque nacimos y crecimos en la Fe y la abandonamos porque pensamos que nos haría la vida mucho menos difícil. Las generaciones siguientes, aunque un poco menos culpables porque se les negó su herencia católica, siguen teniendo poca excusa, ya que todos tienen el deber de vivir la Verdad. Donde la fe es blanda, los católicos son cobardes, sobre todo cuando se trata del aborto. Los obispos ni siquiera se pronuncian en contra, por miedo a perder su estatus fiscal o a ofender a alguien. El senador Timothy Kaine, que vive en nuestra ciudad, es lo más pro-abortista y pro-perversión que se puede ser y a la vez asegura que la fe católica es lo más importante en su vida. Lo dijo todo cuando afirmó: “Soy un católico tipo Francisco”. Que yo sepa, el obispo de Richmond nunca le ha cuestionado sobre el aborto, y mucho menos le ha negado lo que pasa por la Santa Comunión, cuando debería haberle excomulgado hace tiempo.

El veterano de arriba está sondeando el colapso general de los católicos después del Vaticano II. Otro lector de estos “Comentarios” se refiere aquí abajo la causa del deslizamiento particular de la Fraternidad San Pío X, que había sido suscitada por Dios para resistir ese colapso general –

Creo que es el fariseísmo. Es el mismo fariseísmo que mató a Nuestro Señor el que ahora está matando a la Iglesia y a la Fraternidad. Se ha perdido la verdadera humildad y caridad. El fariseísmo, como el de los “sepulcros blanqueados” en el Evangelio, lleva a la ceguera espiritual – “Haced ciego a este pueblo, para que viendo no vea, oyendo no oiga” . . . . Los fariseos tenían un perfecto conocimiento de las Escrituras y de la Ley, y aun así mataron a su Mesías. Hoy están matando a la Iglesia, y simplemente no pueden verlo, están ciegos . . .

En la Fraternidad creo que hubo por lo menos sacerdotes subversivos, y en la cúpula algunos líderes que sufrían de completa ceguera, pero éstos no habrían logrado nada si la Fraternidad no hubiera caído en el fariseísmo. Si hubieran seguido humildemente a su santo Fundador, no habrían creído saber más que él, ni habrían hecho a un lado las peticiones de Nuestra Señora de los Rosarios para la Consagración de Rusia, pensando que sabían más que Dios mismo. Tal insulto no podía quedar impune por Él. El castigo fue la ceguera espiritual como la de los fariseos, ¡un castigo espantoso! ¡Dios, ten piedad de nosotros!

Kyrie eleison.

“Infiltrados” Inconscientes

“Infiltrados” Inconscientes posted in Comentarios Eleison on febrero 27, 2021

En estos “Comentarios” de hace tres semanas, en los que un lector buscaba una explicación al declive de la Fraternidad San Pío X tras la muerte en 1991 de su Fundador, Monseñor Lefebvre, se planteaba la cuestión de la posible infiltración de enemigos de la Tradición Católica en la FSSPX. ¿Hubo infiltrados? Estos “Comentarios” adoptaron la posición de que nunca se había descubierto a ningún infiltrado consciente o evidente, pero que ha habido una serie de sacerdotes de la FSSPX en la cúspide de la Fraternidad que han utilizado toda su influencia en la cúspide para cambiar la dirección de la Fraternidad de la que le había dado el Arzobispo, sin que fueran necesariamente conscientes de actuar como infiltrados. De hecho, es posible que se hayan infiltrado con mayor eficacia por ser infiltrados inconscientes. Dios sabe, uno u otro puede haber sabido exactamente lo que estaba haciendo para paralizar la Fraternidad desde dentro, pero nunca lo pareció exteriormente.

Nos enfrentamos al misterio del modernismo, que debe haber enviado a millones de almas al infierno. Echemos otro vistazo, con otro testigo, un veterano Tradicionalista que ha pasado decenas de años en la lucha por la Tradición Católica en las capillas Tradicionales de los Estados Unidos. La letra en negrita es del editor de los “Comentarios”, pero cada palabra en cursiva es del veterano.-

Como alguien que ha sido miembro de tres parroquias Tradicionales, fundador principal de dos, y activista en las tres, recuerdo haber dicho hace muchos años y muchas veces que el Diablo se infiltra con su propia gente en todas las parroquias Tradicionales, es decir, con gente que suele ser “durmiente”, que espera el momento adecuado para golpear. Al tener una inteligencia angélica y llevar miles de años, no es ni mucho menos tonto y sabe que es mucho más fácil destruir una parroquia desde dentro que desde fuera. He encontrado a estas personas en las tres parroquias. Sin duda están dentro de la FSSPX, y la mayoría no es consciente de que son ayudantes del Diablo, pero él lo sabe. De hecho, si no están ahí, él no está haciendo su trabajo.

La FSSPX debería desvincularse de todo contacto con la Iglesia Conciliar hasta el día en que esa obra maestra creada por el Diablo se convierta, lo que será casi con toda seguridad después de que Dios la castigue de la manera más severa junto con su socio: el mundo. La FSSPX está intentando hacer lo que yo intenté hacer localmente cuando yo y otro individuo nos sentamos tres veces en 1990–91 con los dos obispos de Richmond y solicitamos y negociamos la fundación de la parroquia de San José, que, por cierto, era en ese momento la primera y única parroquia católica Tradicional del mundo en unión con la Roma modernista, con la misa y todos los sacramentos en el rito Tradicional. ( . . . )

Con St. Joseph, mi intención era atraer a cientos de católicos del Novus Ordo y, con el tiempo, convertirlos a todos en buenos Tradicionalistas. Estaba soñando. St. Joseph, con sus probables más de mil feligreses y su edificio de 2,5 millones de dólares y muchos acres, está en manos de los sacerdotes de la Fraternidad de San Pedro, dudosamente ordenados. Es una parroquia híbrida, con la “Misa y Sacramentos Tradicionales” pero en todos los demás sentidos es Novus Ordo. No tengo la menor duda de que si cerrara sus puertas hoy, casi todos los feligreses estarían en una “misa” del Novus Ordo el próximo domingo. Tal destino le espera a la FSSPX si se fusiona con el Novus Ordo.

Ahora bien, ¿los dos obispos y nuestro veterano eran “infiltrados” conscientes? El veterano ciertamente no. Los dos obispos, posiblemente, pero ¿no es igualmente posible que ellos también actuaran de buena fe? Lo que parece más probable es que los tres hombres estaban “soñando”. ¿Con qué? Seguramente con mezclar agua y aceite. De mezclar la verdad tradicional con la autoridad conciliar. Pero no se puede hacer. El Arzobispo lo sabía desde el principio. Nuestro veterano llegó a saberlo, Dios lo bendiga. Muchas almas en la Fraternidad todavía no lo saben. Están soñando, y todos son, en efecto, “infiltrados” inconscientes.

Kyrie eleison.