Etiqueta: liberalismo

El LIBERALISMO en ACCION

El LIBERALISMO en ACCION posted in Comentarios Eleison on diciembre 2, 2023

Un lector envía algunas preguntas penetrantes sobre la historia reciente de la Iglesia, de la Fraternidad de San Pío X y del llamado movimiento de “Resistencia”. Un día, cuando la Santa Madre Iglesia vuelva en sí, como ya lo está haciendo discretamente, las sombras y las tinieblas se disiparán y la historia se abrirá de par en par a la verdad y a la caridad. He aquí, mientras tanto, un esbozo de algunas respuestas. 

1 ¿Cómo se puede estar en contra de cualquier estructura para la “Resistencia”? ¿Puede algo católico prosperar sin estructura? 

La fuerza de la “Resistencia” es, en primer lugar, la Verdad, y en segundo lugar, la gran soltura de las conexiones entre los diversos pequeños grupos que resisten a la revolución del Vaticano II. Esa revolución superó rápidamente gran parte de la Iglesia católica porque los católicos eran demasiado obedientes a las autoridades infieles de arriba. Del mismo modo, la gran parte de la FSPX fue rápidamente desafilada en 2012 porque sus sacerdotes eran demasiado respetuosos de la autoridad de sus líderes oficiales por encima de ellos, que buscaban la reconciliación con Roma apóstata. Ellos ya no servían a la verdadera Iglesia ni a la verdadera fe, como Mons. Lefebvre, sino a sí mismos. Por el contrario, capturar un puñado de resistentes no significará necesariamente capturar nisiquiera un segundo puñado. Por lo tanto, la fe sobrevivirá hasta que Dios decida restaurar la estructura católica, en el momento elegido por Su Sabiduría divina. 

2 ¿Estaban los líderes de la SSPX que fueron engañados por los oficiales romanos apóstatas a mediados de los 90 movidos por ambición personal? 

Siempre es posible, pero se puede pensar que su problema era más bien su falta de fe en los medios de Dios para resolver la crisis de la Iglesia, y su excesiva confianza en la política vaticana meramente humana para resolverla. Al no captar, como hizo Monseñor Lefevbre, la dimensión divina y pre-apocalíptica de la crisis mundial, la conciben en términos relativamente pequeños y mundanos, errando el tiro por completo. A diferencia de Monseñor Lefebvre, siempre ponderando el colapso a gran escala de la Iglesia. A diferencia de Monseñor Vigano, quien también está reflexionando constantemente sobre la caída universal de la Iglesia y del mundo, provocada por el Vaticano II. 

3 ¿Había pruebas claras de esta insuficiencia de los líderes de la SSPX en el Capítulo General de 1994? 

Pruebas sí, pero pruebas claras, todavía no. Los participantes en aquel Capítulo General daban la impressión de ser niños simpáticos jugando, en lugar de guerreros adultos luchando en una guerra gigantesca por la gloria de Dios y por la salvación de las almas en un entorno altamente peligroso. Hay que ser santo para creer en el mal, dijo Gustavo Corcao. Los queridos y piadosos jóvenes sacerdotes de aquel Capítulo no parecían a la altura de la gravedad del momento. 

4 ¿Cuándo le pare que se separaron los dos campos de Conciliadores y Resistentes en la FSPX? 

Ciertamente, en los años 80 ya existían los elementos de la división. Conozco a un sacerdote que en 1982 era profesar durante cinco años en Econe, fue enviado al otro lado del Atlántico durante más de un cuarto de siglo, muy probablemente para quitarlo de en medio. Los jóvenes seminaristas debían estar preparados para obedecer a los liberales que ya se veían a sí mismos tomando el control de la FSPX del envejecido arzobispo. Había sido maravilloso en su tiempo, pero se estaba volviendo cada vez más anticuado por su implacable condena de los modernistas de Roma, que eran vistos por los Conciliadores como la verdadera Autoridad de la Iglesia y como evolucionando permanentemente para mejorar. Tampoco estos dirigentes liberales de la FSPX se han considerado liberales, al contrario. Se ven a sí mismos infiltrándose en la Roma modernista y convirtiéndola a la Tradición católica. ¿Es eso probable? Tienen poca idea de lo profunda y seria que es la cruzada de los liberales para destruir la Iglesia católica. 

5 ¿Ha existido siempre el enfrentamiento Conciliadores-Resistentes dentro de la Fraternidad de San Pío X? 

Sin duda, sí. Monseñor Lefebvre solía decirnos que la lectura de la historia del P. Barbier sobre el enfrentamiento del liberalismo con el catolicismo en los siglos XIX y XX era muy interesante, y le permitio darse cuenta de que la única diferencia entre el mismo choque antes y después del Vaticano II era que antes, los católicos estaban al mando, mientras que después, eran los liberales. Mientras vivió Monseñor, su magnetismo personal mantuvo a la FSPX católica, pero tan pronto como murió en 1991, el magnetismo constante de Roma por los católicos comenzó a reafirmar su influencia. Tengamos paciencia. Dios no será vencido, ni por el diablo, ni por ángeles caídos, ni por eclesiásticos caídos. 

Kyrie eleison. 

Los hombres pueden suprimir la realidad brevemente, 

Pero en el rostro de Dios se ve – sonrie tristemente.

Habla Solzhenytsin

Habla Solzhenytsin posted in Comentarios Eleison on abril 3, 2021

He aquí, para Pascua, el famoso discurso por Templeton de Alexander Solzhenytsin, resumido drásticamente. El discorso original fue de 1983.

Cuando yo era un niño, la gente decía que fue el olvido de Dios lo que llevó a la Revolución Rusa de 1917. Ahora que soy un hombre en 1983, esa frase sigue diciéndolo todo. Resume todo el siglo XX con todos sus crímenes, empezando por la Primera Guerra Mundial, que no habría sido posible (por ejemplo, convertir el gas venenoso en un arma) sin un amargor impío en los dirigentes de Europa. También la Segunda Guerra Mundial. Los europeos están quemados. La paz depende de los corazones robustos, no de la bomba nuclear. Nos hemos acostumbrado demasiado al Apocalipsis. Dostoyevski decía que los grandes acontecimientos nos han pillado desprevenidos, y sólo después de que el mundo haya sido poseído por los demonios será posible salvarlo de nuevo.

Mientras tanto, el Diablo triunfa en todo el mundo. En 1917 la fe se había extinguido en la clase dirigente rusa, y estaba amenazada en la clase obrera. Sin embargo, hubo un tiempo en que Rusia estaba impregnada de cristianismo ortodoxo. La piedad, y no el materialismo, moldeaba el pensamiento y la personalidad de la gente, y organizaba sus vidas. Pero un cisma en el siglo XVII y las reformas de Pedro el Grande debilitaron la religión, y el secularismo del siglo XIX envenenó a la clase dirigente, de modo que en 1917 la religión estaba lisiada.

La revolución siempre comienza con el ateísmo, dice Dostoievski, pero nunca el ateísmo ha sido tan malévolo como en el corazón del comunismo. En los años 20 hubo una verdadera nube de mártires cristianos en Rusia, de arriba a abajo de la Iglesia y del Estado, mientras que, por ejemplo, los niños fueron arrancados de sus padres y de toda religión. Stalin favoreció la religión sólo para revivir el patriotismo ruso contra Hitler, y Brezhnev fingió ser religioso para engañar a Occidente, pero Krushchev demostró cuán profundo è il odio de la religión por parte del comunismo, y de todos los indignos sucesores del enloquecido Lenin. Sin embargo, ninguno de estos enloquecidos perseguidores de Cristo esperaba lo que ocurrió: bajo la apisonadora comunista la conciencia rusa de Dios es ahora aguda y profunda. Los tanques y los cohetes nunca vencerán al cristianismo.

En Occidente, la religión está más amenazada desde dentro que desde fuera. En la Edad Media el laicismo surgió desde dentro, más peligroso que los tanques o los cohetes. Su ideal no vuela más alto que la vida, la libertad y la búsqueda de mi propia felicidad. El bien y el mal son objeto de burla. Se olvida el corazón humano. Resultado, el mal está por todas partes. Occidente se desliza cada vez más, pierde su juventud. Los medios de comunicación blasfeman de Jesús y María. En ese caso, ¿Qué razón tengo para no hacer lo que me gusta con mi libertad? ¿Por qué no odiar a mi propia sociedad, como ésta me enseña a hacer? ¿No se corresponden las debilidades del capitalismo con las debilidades de la naturaleza humana? ¿Por ejemplo, la búsqueda de dinero al pecado capital de la avaricia? El capitalismo se jacta de establecer la igualdad. ¿Pero no es una igualdad de esclavos, desprovista de valores espirituales? ¿Y me hace más libre? Pero cuanto más “libre” soy, ¿no significa que odio más ciegamente? La salvación nunca puede ser por el dinero o por la abundancia de bienes materiales.

Sin amor, la vida y el arte perecen. En Occidente eso sucede voluntariamente a manos de los hombres que quieren ocupar el lugar de Dios. Tanto Oriente como Occidente se han olvidado de Dios. Sin embargo, la clave de toda nuestra existencia es la elección diaria que cada corazón humano tiene que hacer entre el bien y el mal. Las teorías modernas que vuelven a centrar todo en la sociedad han demostrado estar en quiebra, pero no hemos rechazado sus mentiras. Si no volvemos a Dios, nunca encontraremos la salida a nuestros problemas. El enemigo está dentro de mí. Somos nosotros los que nos ahorcamos.

La vida humana no es más que una etapa en el camino hacia Dios. Es más que las leyes de la materia, es decir, las ciencias físicas. En Dios vivimos y nos movemos y tenemos nuestro ser: Él es el “Amor che mueve el sol y las otras estrellas” – Dante, línea final de toda su “Divina Comedia”. Olvidemos los siglos XIX y XX. Debemos subir a Dios. La llamada Ilustración fue un completo fracaso.

Kyrie eleison.

Madiran – Traición.

Madiran - Traición. posted in Comentarios Eleison on diciembre 26, 2020

En París, en mayo de 1968, se produjeron disturbios estudiantiles tan radicales y duraderos que atrajeron la atención de los medios de comunicación de todo el mundo. Por la subversión teórica y la destrucción práctica de todo lo que hasta entonces había conformado el modo de vida occidental, fueron comparables a los disturbios que asolaron muchas ciudades de los Estados Unidos el verano pasado (de 2020). De hecho, los disturbios de París inspiraron la sexta y última parte del libro de Jean Madiran, La Herejía del siglo XX, porque eran como una ilustración en forma de libro ilustrado de lo que todo su libro había estado tratando de decir: La civilización católica se está volviendo comunista, y es una gran traición, y los obispos católicos son los traidores. De ahí los tres capítulos de la sexta parte del libro: 1) Mayo del 68 es la traición final de los obispos, 2) Repudian a los verdaderos católicos, 3) Traicionan a la verdadera Cristiandad.

En el capítulo uno, Madiran cuenta cómo en París, en la primavera de 1968, los estudiantes rebeldes, como los alborotadores del verano en los EE.UU., amenazaron con derribar la civilización occidental, el comentario oficial de los obispos franceses fue, “Es un amplio movimiento que pide una nueva sociedad”, y estaban listos para darle la bienvenida en nombre del Vaticano II. En su declaración oficial, un mes después, declararon: “La Revolución de 1968 divide a la gente a favor y en contra, pero nosotros los obispos estamos a favor.” De hecho, dice Madiran, para aquellos que se rebelan el fin justifica los medios, así que hicieron tal uso de la fuerza, mentiras y engaños para salirse con la suya que provocaron un movimiento contrario aún más “amplio”, pero ¿qué les importa a los obispos modernos la subversión radical de toda la ley natural y la civilización cristiana? Ninguno de ellos cree que el comunismo sea una traición. ¿Pero es un movimiento de reforma? Eso es sólo una mentira y una trampa, dice Madiran.

En el segundo capítulo cuenta cómo al congraciarse con los revolucionarios de la izquierda, los obispos tenían que llevarles en bandeja las cabezas de los católicos más fieles de la derecha, también conocidos como “integristas”, o seguidores del catolicismo integral. (Aquí está exactamente el motivo por el cual en la década de 1970 el Papa Pablo VI hizo tan grandes esfuerzos para paralizar a Mons. Lefebvre, pero Dios tenía otras ideas. Sin embargo, sólo unos pocos años más, y lo que había sido su Fraternidad anhelaba la aprobación de la Roma modernizada). En la década de 1960 los obispos franceses comenzaron a hablar por ambos lados de su boca. A la izquierda decían, “Oh, por favor no nos tomen por conservadores o integristas, somos revolucionarios como ustedes”, mientras que a la derecha decían, “Oh por favor no piensen que estamos cambiando nada”. Y desde entonces estos obispos han estado tratando de ir en dos direcciones a la vez – una receta para la parálisis. Pero siempre evitan enfrentarse a los “integristas” con argumentos directos, han renunciado al terreno elevado de la verdad.

En el último capítulo de todo su libro, Madiran finaliza su condena a los míseros obispos franceses. El mundo moderno no es bueno, cargado de mentiras en todos los ámbitos: La evolución, seis millones, el nueve-once, Covid, y esas son sólo algunas de las falsedades destacadas. ¿Pero qué es lo que salió mal? Los estudiantes apenas lo sabían porque se les había dicho que el mundo moderno es maravilloso. Pero si eso es cierto, entonces instintivamente quieren derribarlo. Sin embargo, la Iglesia Católica, aunque tampoco cree en la modernidad, sabe exactamente lo que salió mal, y en 1864 publicó una importante lista de 80 de los errores – el Syllabus de Errores del Papa Pío IX. Esta es la doctrina que los obispos deberían haber enseñado a los estudiantes, porque si estos la hubieran aprendido bien, podrían haber estado reconstruyendo toda la “civilización occidental” desde los años 60. En el Vaticano II, los obispos del mundo prefirieron unirse a los comunistas en vez de luchar contra ellos, y los estudiantes se convirtieron en bárbaros, y toda la civilización cristiana fue traicionada.

Refiriéndose a los obispos, Madiran añade una última palabra a su libro – “¡Desgraciados!”

El análisis de La Herejía del siglo XX es claro. Las lecciones del 2020 para los EE.UU. en particular son abundantes. Quizás sólo un desastre a gran escala permitirá a la humanidad aprenderlas. Sin embargo, como dijo el obispo Butler en el siglo XVIII, “Las cosas son lo que son. Sus consecuencias serán lo que serán. ¿Por qué entonces deberíamos buscar engañarnos a nosotros mismos?”

Kyrie eleison.

Madiran – Proposici VII

Madiran - Proposici VII posted in Comentarios Eleison on diciembre 12, 2020

La Parte V no es la más fácil de las seis partes del libro de Jean Madiran (1920–2013) de 1968, sobre La Herejía del siglo XX, porque trata de la Ley Natural, que es un concepto difícil de comprender para las mentes modernas. Y esto es porque Dios el Creador es tanto el escritor de la Ley Natural como Aquel que la implanta en todas sus diversas criaturas, y el Gran y Buen Dios es un misterio cerrado para una gran mayoría de las mentes modernas. Sin embargo, la Ley Natural es para Madiran tan importante como medio para llegar a la herejía del siglo XX, que la pone en el centro de la última de las siete Proposiciones que seleccionó de los escritos del Obispo Schmitt de Metz en Francia para dar forma a una herejía que de otra manera no tendría forma. Hela aquí –

7 La ley natural es la expresión de la conciencia colectiva de la humanidad. De la cual se desprende que no hay una ley natural objetiva moral, promulgada por Dios e inscrita en el corazón del hombre.

La razón del obispo Schmitt para negar la existencia de tal ley divina en los hombres parece ser que hace la vida social del hombre demasiado mecánica, como si las soluciones a todos los problemas sociales de los hombres pudieran ser leídas como en un instructivo de fabricante. Pero el instructivo de Dios para el hombre permite plenamente la libertad humana incluso en la sociedad, mientras que la negación de la ley natural, dice Madiran, funda el bien y el mal no ya en la ley divina objetiva sino en la conciencia humana subjetiva, en última instancia, ninguna ley en absoluto. El hombre es libre y responsable, pero no es libre de hacer sus propias leyes. Y la enseñanza social de la Iglesia parte ciertamente de la ley natural de Dios, pero para ser aplicada a la inmensa variedad de nuevas situaciones concretas como en nuestro tiempo, necesita un gran trabajo, como el que realizó Pío XII en su tiempo.

Además, sin una ley o un orden natural en el hombre, ¿cómo puede haber algo sobrenatural? (¿Sin naturaleza debajo, como puede haber naturaleza arriba, o sobre-natural?). Ya no puede haber diez Mandamientos (que expresan la ley natural); ni caridad (que es el principio y el fin de los diez Mandamientos); ni religión natural (constituida por la ley natural); ni vida social (que presupone la justicia natural); ni vida cristiana (que presupone las virtudes naturales); y así sucesivamente. De hecho, si no hay ley natural, toda noción de sociedad cristiana se hace imposible, ya sea como sociedad o como cristiana.

Objeción: Toda buena ley es clara y segura. Pero si la ley natural requiere tal elaboración, entonces no puede ser clara o segura. Por lo tanto, no es una buena ley. Respuesta: En su fundamento absoluto – “Haz el bien, evita el mal”, la ley natural es clara e inquebrantable. En todo lo que se deriva de eso fundamento no es tan clara para nosotros los seres humanos, y puede ser sacudida o impugnada, pero es clara en sí misma, como cuando, por ejemplo, un buen juez saca la justicia de un caso judicial confuso. La ley natural es conocida por nosotros desde dentro por la razón, y desde fuera por la revelación, por ejemplo la revelación de los 10 Mandamientos a todos los hombres por Moisés.

En el tercer y último capítulo de la parte V de su libro, Madiran presenta las consecuencias espirituales de la negación de la ley natural que ha atribuido anteriormente en la P7 a la herejía del siglo XX. El resultado en el individuo católico es que se aleja de una verdadera comprensión tanto de la vida cristiana como de lo lejos que está su propia vida de ella. Ya no tiene idea de la absoluta necesidad de la gracia sobrenatural para vivir una vida cristiana. Piensa que por su propia fuerza lleva una vida decente, pero de esa vida los Mandamientos 1 a 4 se han desvanecido, 5 y 7 pueden estar todavía vivos, pero 8 está debilitado y 6,9,10 a menudo también se han desvanecido. Sin embargo, por un amor sentimental al prójimo disciplinado por ninguna ley objetiva, cree que está cumpliendo el mandato de Cristo de amarse los unos a los otros como Cristo nos amó, por lo que está satisfecho consigo mismo. En este estado, dice Madiran, no puede ser salvado. No es de extrañar que un hombre así pida “un cambio en el concepto mismo de la salvación traída por Cristo” – y hemos cerrado el círculo, volviendo a la primera de las siete Proposiciones en las que Madiran resumió la herejía del siglo XX.

Kyrie eleison.

Proximo Covid?

Proximo Covid? posted in Comentarios Eleison on noviembre 7, 2020

En todo el mundo, cada vez más personas, observando la total desproporción entre, por un lado, la enorme propaganda Covid de sus viles medios de comunicación y gobiernos y, por otro lado, la escasa realidad de las muertes Covid en todas partes a su alrededor, están convencidos de que hay mucho más en Covid-19 de lo que se ve a simple vista. Sin duda tienen razón, pero no está tan claro quiénes son los criminales que están detrás de Covid y qué es lo que buscan. Los liberales materialistas difícilmente pueden imaginar que alguien pueda ser tan malvado, porque necesitan creer que todo el mundo es amable, mientras que los católicos creyentes tienen la oportunidad de entender, a través de su fe.

Lo que entienden a través de su Fe es que la vida humana es un tiempo y una oportunidad que Dios le da a cada alma humana que crea, para elegir entre la dicha eterna en el Cielo sirviéndole y amándole, o los tormentos interminables en el Infierno despreciándole y rechazándole. A las huestes de ángeles, creadas antes que los hombres, se les dio la misma elección, y quizás un tercio de ellos cayeron, y fueron arrojados al Infierno. Todos ellos ahora envidian amargamente de los seres humanos su posibilidad de llegar al Cielo que rechazaron, y hacen todo lo que pueden para arrastrar a las almas humanas al Infierno con ellos. Aquí es donde se origina el mal en esta tierra.

Pero si Dios es todo-bueno y todopoderoso, como lo es, ¿cómo puede permitir ese libre movimiento del mal? Porque Él no quiere ningún tipo de robots en Su Cielo. Quiere que con Él sólo haya ángeles y almas que hayan podido elegir libremente entre Él y el Diablo, y que se hayan elegido a Él contra todos los atractivos posibles del mundo, la carne y el Diablo. Y si el Diablo logra cegar a las almas con el error y seducirlas en sus trampas de miel, por ejemplo, entonces Dios a menudo azotará a esas almas en esta breve vida para que piensen de nuevo, vuelvan a Él y se salven para la vida eterna. “Oh Dios, castígame en esta vida” rezó San Agustín, “mientras no necesites castigarme en la siguiente”. Y Dios a menudo usa ángeles caídos y hombres malvados para hacer los azotes que Él sabe que son necesarios para la salvación de las almas. Y aquí es donde se origina gran parte del sufrimiento de los hombres en la tierra.

Y aquí está la razón por la que la gran mentira del Covid es probable que prospere por un tiempo todavía, porque una multitud de almas hoy en día están virtualmente atrapadas en el materialismo ateo, que es la esencia del comunismo, y es probable que se necesite un gran sufrimiento para que las almas se vean sacudidas de él. Profundamente engañados por una falsa noción de libertad (libertad para elegir entre el bien y el mal en lugar de entre el bien y el bien – no tengo ningún derecho inalienable a elegir el mal), son liberales convencidos y cruzados que insisten en la libertad para el mal y, como hemos visto en los disturbios de este verano, en la libertad para la destrucción de la policía, de todo el orden público, de sus ciudades, de todos los débiles restos de la civilización cristiana, en resumen sobre la libertad para hacer la guerra contra Dios. Se necesitaron más de 70 años de los horrores totales del comunismo para que la “Santa Rusia” comenzara a volver a Dios. ¿Qué se necesitará para que todo un mundo apóstata esté listo para rogar a Nuestra Señora para obtener la Consagración completa de Rusia?

Por lo tanto, se espera que en lo que resta de 2020, según una fuente reciente del Canadá, se impongan restricciones secundarias de cierre, con un nuevo “aumento” de las muertes relacionadas con Covid, y la adquisición o construcción apresurada de “instalaciones de aislamiento” en todo el país. Se espera que para el cambio de año se adopten medidas de cierre mucho más estrictas, y que en el año nuevo se introduzca el programa de ingreso básico universal junto con un nuevo virus (Covid-21) que inundará las instalaciones médicas. Se planea para la primavera un tercer cierre, más estricto aún, la imposición del programa de ingreso básico, una gran perturbación económica y para compensar el colapso económico internacional, un alivio total de la deuda por el cual se ofrecerá a los ciudadanos, por parte del gobierno, la cancelación de todas sus deudas a cambio de renunciar para siempre a la propiedad de todas y cada una de las propiedades y activos, y de aceptar las vacunas Covid-19 y Covid-21. ¿Y si algún ciudadano se niega?

“Se considerará que son un riesgo para la seguridad y serán reubicados en instalaciones de aislamiento, con sus bienes incautados”.

Hemos sido advertidos. De Dios nadie se burla (Gálatas VI, 7). Rezemos!

Kyrie eleison.

Madiran; los Obispos

Madiran; los Obispos posted in Comentarios Eleison on octubre 31, 2020

Se recordará que en el Prólogo de su libro La herejía del siglo XX, Jean Madiran atribuyó la culpa de esta herejía de manera justa y directa a los obispos católicos que precedieron y siguieron inmediatamente después del Concilio Vaticano II (1962–1965), en particular a los obispos de Francia que mejor conocía. El capítulo I de su libro mostraba, siguiendo la gran Encíclica de San Pío X Pascendi de 1907, cómo las mentes de estos obispos se volvieron no aptas para la realidad, y mucho menos para la doctrina católica, por el subjetivismo de la filosofía de Kant, que ahora reina en los departamentos de filosofía de prácticamente todas las “universidades”. En el capítulo II Madiran aborda los obispos franceses mismos en seis secciones liberamente conectadas.

En primer lugar, dice que para seguir a estos obispos tendríamos que tirar un verdadero tesoro de tesoros católicos, como San Pío X, el canto gregoriano, el tomismo, el derecho canónico, la Virgen, el patriotismo, nuestra herencia grecolatina, la piedad mariana y por último, pero no menos importante, la devoción de las viejecitas rezando. Por nuestra parte, dice, nos negamos a despreciar cualquiera de estos rasgos familiares de la familia católica. Detrás de todos ellos está el amor de Cristo, mientras que detrás de toda la charla de “reciclaje”, ” reformas” y “renovación” está el odio. Y detrás de todos los logros de la “civilización occidental” está Cristo, no la India, ni África, ni China.

En segundo lugar, a todo el mundo la Neo-Iglesia ha proclamado su apostasía: la política de los Neo-obispos ya no es convertir a nadie. Sin embargo, los fundamentos de la vida y la muerte siguen siendo exactamente los mismos. Dejemos que la Iglesia nos enseñe cómo vivir y morir. Estamos demasiado llenos del mundo. ¡Dejemos que los sacerdotes nos enseñen cómo llegar al Cielo!

En tercer lugar, estos obispos dicen que “el cambio de civilización” requiere “un concepto más evangélico de la salvación”, con lo cual quieren decir no sólo “una nueva forma de palabras”, que es lo que dicen significar, sino un nuevo contenido de las palabras, que significa una nueva religión. Sus Excelencias, nuestra respuesta es “¡NO!” Además, como católico bautizado tengo derecho a exigirles la verdadera Fe, porque su “nueva forma de palabras” en pos de un nuevo “concepto de salvación” está destinado a ser herético, no sólo torpe, sino una nueva religión, contradiciendo la verdadera Fe.

Cuarto, hasta 1966 estos obispos no habían desertado aún de la Fe Católica, pero ahora reclaman que lo suyo es por fin el cristianismo auténtico, cuando en realidad su “mentalidad post-conciliar” está rompiendo con la verdadera Fe. La verdad es que estamos en medio de una guerra entre dos religiones diferentes. Y activa o pasivamente, todos los obispos están apoyando la nueva religión. Algún obispo católico debe hablar, porque las almas están pereciendo. Mons. Lefebvre, ¿está escuchando?

No necesitamos que los obispos nos digan que seamos modernos. Todos somos demasiado modernos. ¡Pero la tecnología y la filosofía modernas no son asunto de los obispos católicos! Conocemos a los modernos y los despreciamos. Vds no los conocen y los aman. Marx, Nietzsche, Freud son meros comerciantes de fantasía. ¡Despierten!

En quinto lugar, la Neo-Iglesia está arruinando todo el aprendizaje, la enseñanza y la educación. Al querer dar a los jóvenes sólo lo moderno, que ya tienen, no se les da nada, mientras se les hace creer que lo saben todo. Así abandonados, se convertirán en los bárbaros del mañana, de modo que Vds traicionan no sólo la Fe sino toda la civilización. ¡Vuelvan a la Tradición! ¡Dios, danos verdaderos obispos!

En sexto lugar, la autoridad de los obispos se basa sólo en la verdad, la legitimidad y la ley. Si estos obispos tuvieran razón, la Iglesia de la Tradición ya no existiría. Pero la Verdad es primordialmente su asunto, por lo que no tienen autoridad para cambiar la Fe, y si lo hacen, no tienen autoridad para ser obedecidos, ni los dejaremos en paz. Esperamos de ellos la certeza, la pureza y la santidad de la inmutable Fe Católica.

(En la sección 4 arriba, el arzobispo Lefebvre no se menciona por su nombre, pero estaba en la mente de Madiran. Dos años después, el Arzobispo fundó la Fraternidad San Pío X, y el resto es historia).

Kyrie eleison.