Santísima Madre

MENSAJES MEMORABLES – IV

MENSAJES MEMORABLES – IV posted in Comentarios Eleison on mayo 11, 2024

Querido Dios, yo no puedo. Tú puedes. Tú debes. 

En Ti yo creo, yo espero, yo confío.

Este cuarto (y último por el momento) Mensaje de Texas es especialmente apropiado para los católicos hoy en día, tanto por su comprensión de su angustia, como por su apelación a su confianza. Son estos “Comentarios” los que han resaltado ciertas palabras en negrilla. Recomendamos fuertemente que Vds lean los Mensajes originales en espagnol, en el sitio mdm.faith 

El 14 de marzo de 2024, de Dios Padre: Para mis hijos que viven en el exilio, escribe lo siguiente:

Están viviendo en el exilio, un exilio muy doloroso porque no es solo el hecho de no estar aún en mi paraíso, en los lugares que he preparado para ustedes desde toda la eternidad, unidos en mi amor, sino también el sentimiento de estar exiliados de sus familias, de sus amigos, incluso de mi propia Iglesia, viviendo como exiliados, sin un lugar propio. Cuántos de ustedes, mis hijos, se sienten así, abandonados, olvidados, ignorados y tan heridos. Heridos por el mundo y la envidia de Satanás, heridos por sus propias acciones y decisiones. 

Hijos, miren a su Padre. Miren a Aquel que quiso que existirieran – en este momento – para recibir Su amor, Su gracia, para aprender a vivir con Él ahora, para poder vivir con Él por toda la eternidad. EntréguenMe todo su dolor, hijos, la angustia que envuelve sus corazones al ver la devastación de Mi viñedo. Unan su dolor al mío. Soy su Padre, su “Abba”, y su DIOS. Y pronto, hijos Míos, su Dios se levantará de tal manera que todo lo que existe reconocerá que YO SOY DIOS. Hora terrible y hora llena de gracia. La hora bendita, la hora de Mi última misericordia antes de la gran batalla que dejará a Satanás y a sus secuaces derrotados. 

Les pido que se preparen, que estén atentos, pero esta preparación y esta atención a Mi voz están arraigadas en la FE, hijos. La FE que cree en lo que digo; que cree que todo lo que les digo es verdadero, a pesar de que todo a su alrededor les diga lo contrario; a pesar de que sus sentidos les digan algo diferente. La FE que es ADORACIÓN porque Me da lo que legítimamente Me corresponde como DIOS y como su PADRE. La FE que es unión conMigo; que es no apartar su mirada de Mi rostro, de Mi amor, de Mi voluntad. Dejen de lado sus criterios, sus ideas, sus razonamientos. Hijos, están contaminados por el mundo y en muchas ocasiones por su propio orgullo instigado por Satanás. PermítanMe guiar sus pensamientos según Mi luz y Mi voluntad para cada uno de ustedes. Hijos, no teman. Los he colocado a cada uno donde los necesito. Su primera tarea en esta hora es permanecer con su mirada fija en Mí. 

Hijos, no les pido que comprendan, sino que Me escuchen, que Me reciban, que Me obedezcan. Pero quiero su cooperación, hijos, y por eso les pido que caminen en la oscuridad, en el desierto de los sentidos, donde todo es neblina para los sentidos, para la mente, porque es aquí donde – al confiar en que Yo los estoy guiando, al obedecer aunque no entiendan y se sientan temerosos porque no Me ven ni ven Mi camino – es aquí, hijos, donde los entreno en la verdadera e indomable FE que los une a Mí. 

SU DIOS ESTÁ LLEGANDO. CON PODER Y AUTORIDAD. PARA RESTABLECER SU ORDEN EN TODO LO CREADO. PARA RESTAURAR LO QUE ESTÁ CORROÍDO POR EL PECADO Y SATANÁS. PARA EXPULSAR A LAS SERPIENTES Y LOBOS DE MI TEMPLO. PARA RECONQUISTAR LOS CORAZONES DE MIS HIJOS. 

Kyrie eleison 

MENSAJES NOTABLES – III

MENSAJES NOTABLES – III posted in Comentarios Eleison on mayo 4, 2024

Despreciando a Dios, el hombre ha del mundo un desastre tal 

Que nadie sino solo Dios puede arreglar con su poder sin igual.

El tercero de la serie de mensajes que nos llegaron del cielo a principios de este año a través de la pequeña misión de la Divina Misericordia en los bosques de Texas, está dirigido de nuevo por Dios Padre, pero esta vez “a Sus fieles sacerdotes”. El contenido está en marcado contraste con las tremendas acusaciones que Él lanzó contra los obispos y sacerdotes del Vaticano II en Su segundo mensaje – ver estos “Comentarios” de la semana pasada, EC 876, 27 de abril. Tanto el segundo como el tercer mensaje son particularmente relevantes para nuestros dramáticos tiempos, destacando el bien y el mal especiales que provienen de obispos y sacerdotes. En Akita, en 1973, la solución que la Virgen dio a todos los males del mundo fue el rosario, rezado “Por el papa, por los obispos y por los sacerdotes”. Sigue leyendo. 

1 y 2 de Marzo: Escribe, hija Mía, por Mis sacerdotes fieles. Escribe por Mis hijos que han guardado Mi Palabra – a Mi Jesús – como centro de su ser: que imitan a Mi Jesús en Su obediencia, en Su ofrenda, en Su amor y en Su confianza en Su Padre. Os habéis revestido de Mi Jesús y como tal os veo. Mis hijos fieles, velando – velando incansablemente por Mis pequeños. Ayudadles con vuestras oraciones y vuestro sacrificio – la ofrenda diaria de vosotros mismos con Mi Jesús en el altar. El Santísimo Sacrificio de la Misa. La ofrenda santísima de Mi Jesús por amor a Mí – y a vosotros. La ofrenda a la que a vosotros mismos os unis. La Ofrenda que tomó en Mi Corazón y a través de la cual derramó misericordia y gracia sobre Mi pueblo reseco. 

¿Veis, hijos Míos, por qué entonces hay ataques incesantes contra este santo sacrificio? ¿Por qué el enemigo debe destruirlo a toda costa? ¿Por qué trabaja incansablemente para subvertirlo? Y no pudiendo destruirlo en sí mismo – pues ya ha sido vencido por Él, debe destruir a aquellos en cuyas manos he puesto esta ofrenda: vosotros, Mis sacerdotes. Vosotros veis los ataques a mi santísimo sacramento, a la verdadera presencia de Mi Jesús – con qué desdén y falta de respeto es tratado, abusado. Vosotros veis cómo estos ataques destruyen la FE en los corazones de Mis hijos, que ya no creen en Mi Jesús, ya no lo reconocen. Vosotros veis cómo cuando la FE es extinguida entonces la idolatría y la desesperación se apoderan del alma. 

Veis, hijos Míos, baluarte tras baluarte cayendo, siendo destruidos. Vosotros veis las hordas de demonios atacando a Mis hijos. El orden que establecí en Mi Iglesia para el bien de todos Mis hijos está bajo asedio, Vosotros habeis experimentado las consecuencias de este asedio y la confusión que causa. La terrible, confusión que ha provocado. Cuando una misión se separa de la VERDAD, de Mí, deja de ser útil, y al no permanecer en la VERDAD, se convierte en una anti-misión. Un obstáculo. Hijos Míos ¿veis ahora lo que está ocurriendo en Mi Iglesia? ¿CUÁNTAS MISIONES HAN SIDO SUBVERTIDAS? ¿CUÁNTAS TIENEN LA APARIENCIA DE SER MÍAS, PERO SON IMPOSTORAS? 

Nosotros – vosotros y Yo – llevamos mucho, mucho tiempo en esta batalla. Defendiéndonos constantemente de los ataques de la serpiente antigua, el gran acusador. Pero la batalla que se avecina ahora, hijos Míos, es mucho mayor, mucho más sutil, mucho, mucho más peligrosa. Y es por eso que he reservado gracia sobre gracia para estos tiempos. Mi enemigo – nuestro enemigo – piensa que tiene la victoria en su mano, ve la destrucción y el engaño que ha causado. Él está tan satisfecho de sí mismo que su orgullo le ciega. Hijos Míos, enviaré Mi Verdad como la gran señal, como la gran luz para iluminar las conciencias de Mis hijos, para que puedan ver cómo os veo a cada uno de vosotros. Cuando Yo actúe así – en un instante, llegando de un extremo al otro del mundo – vuestro sacerdocio se convertirá en un tremendo pilar y refugio para Mis hijos, que vendrán a ti en multitud tras multitud para recibir Mi perdón y Mi misericordia a través de vosotros. Hijos míos, preparados. YO VENGO

Kyrie eleison. 

MENSAJES DESTACABLES – I

MENSAJES DESTACABLES – I posted in Comentarios Eleison on abril 20, 2024

El horror que se avecina amenaza con un dolor masivo, 

Y es por eso que Ella tantas veces Su advertencia ha repetido.

Cuando se trata de apariciones y mensajes supuestamente venidos del cielo, ser prudente es ciertamente sabio, porque, Dios sabe, el diablo se ha infiltrado tanto en las mentes de los eclesiásticos con la traición a la verdadera fe católica por las diabluras del Vaticano II, que ya se puede apenas confiar en ellos para hacer un discernimiento católico adecuado entre lo que es y lo que no es verdaderamente venido del Cielo; como San Pablo nos llama a hacer en la Escritura – I Tesalonicenses V, 19–21. Pero uno puede ser excesivamente prudente, especialmente cuando la autoridad normal de la Iglesia está ella misma en confusión. Una cosa es cierta: del mismo modo que no existirían billetes de banco falsos si no hubiera billetes auténticos en circulación, así no habría mensajes del cielo falsos si no hubiera auténticos que imitar. Depende de nosotros mismos hacer todo lo posible para discernir. Escuchemos una serie de mensajes recientes provenientes de Texas, Estados Unidos. 

La serie comenzó con un mensaje introductorio supuestamente de Nuestra Señora – que el “supuestamente” se dé por sentado y no se repita en todo lo que se cite a partir de ahora en estos “Comentarios Eleison” de estos mensajes. Los “Comentarios” no tienen autoridad para garantizar la autenticidad de los mensajes de Texas, pero los toman lo suficientemente en serio como para considerar que vale la pena citarlos. Dejemos que los lectores juzguen por sí mismos. He aquí, por ejemplo, algunos extractos del primer mensaje (por última vez, supuestamente) de Nuestra Señora – 

Febrero 8: Hijos, la batalla se avecina y estáis dormidos. Vengo a despertaros; como una buena madre que, vigilando y velando por sus hijos, y viendo que el peligro aumenta, sacude a sus hijos para que no perezcan sin luchar. Hijos, estos son los tiempos anunciados desde antiguo, en los que la serpiente tres veces maldita envenenará a muchos, y se entrometerá en lo que es Nuestro, y se levantará para confundir a las naciones con sus marionetas, sus siervos, para destruir todo lo que es de Dios, y gobernar en su lugar. El anhelo del diablo de ser adorado y su odio a Dios le han llevado a preparar, durante siglos, lo que ahora está siendo desvelado ante vuestros ojos . . . 

He venido a vosotros, hijos, una y otra vez, año tras año, para advertiros . . . pero cuán pocos de vosotros me habéis comprendido, y se han puesto a mi disposición para que Yo forme Mi ejército de luz . . . . Hijos, ya no queda tiempo. La batalla, nuestro contraataque, comienza con estas palabras, que os damos como Luz, Protección, Guía y Consuelo. No las ignoren . . . ellas les darán la guía que ustedes necesitan, ahora que Mi Iglesia está sin pastor que cuide de Mis ovejas, de Mis hijos . . . . Ellos quieren destruiros, hijos . . . recibid Mis palabras de amor y consuelo. 

Estáis heridos, hijitos Míos, unos más, otros menos, pero todos lleváis heridas – de vuestras propias decisiones, del odio de satanás – y todos necesitáis Nuestra curación, necesitáis Nuestra ayuda. Hijos Míos, os entrego de nuevo a mi Jesús, os lo entrego con todo Mi amor personal . . . como vuestro Rey . . . vuestro Salvador y Redentor . . . sólo Él, hijos. Sólo Él salva. Sólo Él purifica. Sólo Él cura . . . . No se confundan. Muchas voces intentan, e intentarán, pasar por las Suyas. Muchos dicen, y dirán que hacen todo en Su nombre. Pero miren sus obras de ellos. Mirad los frutos, hijos. NO LOS IGNORÉIS. 

Y yo, vuestra Madre, os prepararé para recibir el don supremo de la fe luminosa en el centro de vuestra alma, para poder afrontar los tiempos presentes y venideros, en los que todo lo que parecía estable se derrumbará . . . . Bendito aquel que recibe estas palabras y permite que den su fruto . . . 

El texto completo es bastante más largo, y los extractos citados más arriba transmiten apenas el sentido de urgencia de la Virgen, como si estuviéramos al borde mismo de la gran batalla que va a estallar. El pequeño centro católico de Texas que recibe estos Mensajes tiene su propio sitio web: busquen “Mission of Divine Mercy”. 

Verdaderamente, Kyrie eleison. 

Corazón Protegido

Corazón Protegido posted in Comentarios Eleison on diciembre 22, 2018

He aquí un precioso relato de cómo la Navidad pudo haber protegido al Inmaculado Corazón de María de ser vencido por su participación íntima en la Pasión de su divino Hijo –

“La bienaventuranza del éxtasis navideño me ha venido como esencia de flor cerrada en el vivo vaso del corazón para toda la vida. Alegría indescriptible. Humana y sobrehumana. Perfecta.

Cuando al llegar cada tarde me martilleaba en el corazón el doloroso recordatorio: “Un día menos de espera, un día más de cercanía al Calvario” y mi alma salía cubierta de pena como si una oleada de aflicción la hubiera recubierto, ola anticipada de la marea de tormento que me abrumó en el Gólgota, Yo inclinaba mi espíritu sobre el recuerdo de aquella bienaventuranza de Nochebuena que había permanecido viva en el corazón, así como uno se inclina sobre el desfiladero de una montaña para volver a oír el eco de un canto de amor o para ver en la lejanía la casa de su alegría.

“Esta ha sido mi fuerza en la vida, especialmente en la hora de mi muerte mística a los pies de la Cruz. Para no llegar a decir a Dios – que nos castigaba, a mi dulce Hijo y a mí, por los pecados de todo el mundo – que era demasiado atroz el castigo, y que su mano de Justiciero era demasiado severa, Yo, a través del velo del más amargo llanto que mujer alguna haya vertido, he debido fijar aquel recuerdo luminoso, beatífico, santo, que se alzaba en aquella hora como visión de consuelo desde el interior del corazón para decirme cuanto me había amado Dios – que se alzaba para venir a mi encuentro sin esperar a que la buscase, porque era alegría santa, porque todo cuanto es santo está infundido de amor y el amor da su vida incluso a las cosas que parece que no la tienen.

“Esto es lo que necesitamos hacer cuando Dios golpea –

* Recordar cuando Dios nos ha dado la alegría, para poder decir también entre el dolor: “Gracias, Dios mío. Tú eres bueno conmigo”.

* Aceptar el consuelo del recuerdo de un pasado don de Dios, que surge para confortarnos en la hora en que el dolor nos dobla, como tallos atravesados por un huracán, hacia la desesperación, para no desesperar de la bondad de Dios.

* Procurar que nuestras alegrías sean alegrías de Dios, o sea, no demos nos alegrías humanas, queridas por nosotros y fácilmente contrarias – como todo cuanto es fruto de nuestro actuar separado de Dios y de su divina Ley y Voluntad, sino esperemos la alegría sólo de Dios.

* Guardar el recuerdo de la Ley y Voluntad de Dios incluso cuando la alegría haya pasado ya, porque el recuerdo que estimula al bien y a bendecir a Dios no es recuerdo condenable sino más bien aconsejado y bendito.

* Infundir con la luz de aquella hora las tinieblas del momento presente para hacerlas siempre tan luminosas que sean suficientes para ver el Rostro santo de Dios incluso en la noche más oscura.

* Suavizar lo amargo del cáliz de aquella dulzura gozada para poder soportar el sabor y llegar a beberlo hasta la última gota.

* Sentir, porque se ha conservado como el más precioso recuerdo, la sensación de la caricia de Dios mientras las espinas nos aprietan la frente.

“He aquí las siete fuentes de felicidad opuestas a las siete espadas, tal como traspasaron mi Corazón Inmaculado. Te las doy como mi lección de Navidad y contigo las dono a todos mis hijos predilectos. Los bendigo a todos”.

Kyrie eleison.

Gloria de María

Gloria de María posted in Comentarios Eleison on septiembre 3, 2016

Entre las Fiestas Católicas de la Asunción de Nuestra Señora al Cielo (15 de Agosto) y la Natividad de Nuestra Señora (8 de Septiembre), puede ser un buen momento para reflexionar sobre una objeción principal Protestante a la devoción de los Católicos hacia Nuestra Señora, a saber, que toda la atención, honor y oración dirigidos hacia Nuestra Señora le es tanto así quitado a Nuestro Señor – Él sólo es nuestro Redentor, así que solamente a Él deben ser dirigidas toda nuestra devoción, adoración y oración. La siguiente cita, proviniendo como de Nuestro Señor mismo, pone muchas objeciones en una perspectiva diferente:—

El ojo humano no puede mirar al sol, pero puede mirar a la luna. El ojo del alma humana no puede mirar la perfección de Dios tal como ella es, pero puede mirar la perfección de María. María es como la luna respecto al sol. Está iluminada por su luz y refleja sobre vosotros la luz que la ha iluminado, pero suavizándola con esos místicos vapores que la hacen soportable a vuestra limitada naturaleza. Por esto Yo os la propongo desde hace siglos como modelo para todos vosotros a quienes he querido como hermanos, precisamente en María.

Ella es la Madre ¡Qué dulzura para los hijos mirar a su madre! Os la he dado por esa razón, para que

pudierais tener una dulce Majestad para contemplar, cuyo esplendor fuera suficiente para arrebataros y cautivar vuestra mirada, pero no tan brillante como para cegaros. Sólo ante almas especiales, que he elegido por motivos incensurables, me he mostrado a Mí mismo, en todo el fulgor de Dios-Hombre, de Inteligencia y Perfección absolutas. Pero junto a aquél don, les he tenido que dar otro que las hiciera capaces de soportar Mi conocimiento sin quedar aniquiladas.

Mientras que a María la podéis mirar todos. No porque ella sea semejante a vosotros. ¡Oh! ¡No! Su pureza es tan alta que Yo, su Hijo y su Dios, la trato con veneración. Su perfección es tan grande que el Paraíso todo se inclina ante su trono sobre el que desciende la eterna sonrisa y el eterno resplandor de Nuestra Trinidad. Pero este resplandor, que la compenetra e imbuye más que a ninguna otra criatura de Dios, está difuso por los velos candidísimos de su carne inmaculada, por la cual Ella irradia como una estrella, recogiendo toda la luz de Dios y difundiéndola como una luminosidad suave sobre todas sus criaturas.

Y además Ella es vuestra Madre eternamente. Y la Madre tiene todas las piedades que os excusan, que interceden por vosotros, que instruyen pacientemente. Grande es la alegría de María cuando Ella puede decir a quien le ama, “Ama a mi Hijo”. Grande es mi propia alegría cuando puedo decir a quien me ama, “Ama a mi Madre”. Y grandísima es nuestra alegría cuando vemos que separándose de mis pies uno de vosotros va a María, o separándose del regazo de María uno de vosotros viene hacia Mí. Porque la Madre goza al dar otras almas enamoradas al Hijo, y el Hijo goza al ver amada por otros a la Madre. Pues cuando de nuestra gloria se trata, ninguno de nosotros busca prevalecer, sino que la gloria de cada uno de nosotros se completa en la gloria del otro.

Por esto te digo: “Ama a María. Te doy a Ella. Ella te ama e iluminará tu existencia con tan sólo la suavidad de su sonrisa”.

Si los Católicos supieran cómo dejar que su luz irradie a través de ellos, ellos atraerían incontables almas hacia su Hijo y hacia Dios, como verdaderamente los Protestantes devotos sólo pueden desearlo.

Kyrie eleison.

Historia Interna – V

Historia Interna – V posted in Comentarios Eleison on noviembre 15, 2014

Cuando los planes de Monseñor Fellay trazados tiempo ha para salvar a la Fraternidad San Pío X y a la Iglesia reconciliándolas a las dos mediante una combinación de la Tradición con el Concilio, fueron dinamitados en Enero del 2009 por la publicidad mundial dada a los pareceres totalmente “políticamente incorrectos” de un colega en la FSPX, uno pudo haber simpatizado con él, si tal combinación no hubiera sido un sueño imposible. Pero la religión católica propia de Dios se mezcla con su imitación Conciliar, “fruto del trabajo de manos humanas”, tanto como el aceite se mezcla con el agua, o la verdad con la falsedad. Los Católicos con memorias que vayan hasta 1988 pueden recordar a Monseñor Lefebvre tildando cualquier tal esfuerzo como “Operación Suicidio” para la FSPX, suicidio primeramente para la FSPX pero también para cualquier cosa que la FSPX hubiera estado capacitada para hacer por la Iglesia Universal.

Por lo tanto, los Católicos con mente clara respiraron un gran suspiro de alivio cuando en ese mes la Providencia usó a los enemigos de la Iglesia con sus medios de comunicación mundiales para torpedear los esfuerzos conjuntos de Benedicto XVI y Monseñor Fellay dirigidos a combinar Concilio y Tradición. Y tales Católicos pudieron haber tenido dramática pero discreta confirmación de la Providencia de que ellos estaban pensando correctamente.

El “levantamiento” por Benedicto XVI de las “excomuniones” de 1988 de los cuatro obispos de la FSPX declaradas por Roma inmediatamente de sus consagraciones, fue directamente atribuido por Monseñor Fellay, en público, a la intervención de Nuestra Señora gracias a la segunda Cruzada de Rosarios de la FSPX a fines del 2008. Sin embargo, Ella le había dicho a él a través de Su mensajera antes, en ese mismo año, que si esta vez la Cruzada no era dedicada a la Consagración de Rusia, Ella usaría los rosarios rezados para algún otro propósito. Si estos mensajes son ciertos, el Cielo no pudo haber tomado muy benignamente que Ella haya sido manipulada para la política de la Iglesia en la celebración del Jubileo de la FSPX en Lourdes en Octubre del 2008.

De cualquier manera, cuando el 11 de Febrero de 2009, tres semanas después del “levantamiento”, seminaristas de la FSPX de la casa madre en Ecône, Suiza, estaban haciendo una excursión recreativa en las montañas cercanas, tres de ellos fueron atrapados en una avalancha, arrastrados cuesta abajo y ahogados en un lago montañoso helado. Y, ¿qué es Febrero 11? El día de la Fiesta de Nuestra Señora de Lourdes.

¿Mera coincidencia? O ¿el Cielo hablando a través de eventos para una correspondencia más entre la historia interna de estos mensajes y la historia externa de las primeras dos Cruzadas de Rosarios? Los lectores juzgarán por sí mismos. Si ellos están convencidos que la Neofraternidad está en el carril correcto cuando busca aprobación oficial de la Neoiglesia, ellos no tendrán dificultad en descartar esta serie de mensajes supuestamente del Cielo, como una “revelación privada” más que no merece consideración seria. Por otro lado, si a juicio de ellos ambas la Neofraternidad y la Neoiglesia están en el carril equivocado, entonces tendría sentido que, estando el mundo al borde de un desastre inimaginable por haber desatendido la Consagración de Rusia, Nuestra Señora hiciera un intento más para obtener esa Consagración a través de oraciones lanzadas por la FSPX.

No es que la FSPX hubiera sido nunca la salvación de la Iglesia, sino que si sus oraciones hubieran sido correctamente dirigidas, entonces, tal como Nuestra Señora le dio a entender a Su mensajera, Ella hubiera podido obtener de Su Hijo las gracias necesarias para obtener esa Consagración y, por ésta, Ella hubiera podido salvar ambos la FSPX y la Iglesia y el mundo. No sirve ahora “llorar sobre la leche derramada”. Sí sirve la práctica de la devoción de los Primeros Sábados, especialmente en obsequio de Nuestra Señora. Ella no cesará de tratar de salvarnos.

Kyrie eleison.