Jesucristo

HACERSE CATÓLICO

HACERSE CATÓLICO posted in Comentarios Eleison on mayo 25, 2024

Si algún alma entiende los eternos arcanos, 

Que siempre tenga un rosario en sus manos

Un lector de estos «Comentarios» que obviamente no es católico pregunta cómo llegar a serlo. Puede ser una pregunta que interesa a más de este lector. Que Dios Todopoderoso bendiga a todos esos lectores, porque es seguramente una gracia suya que les está impulsando a interesarse seriamente en unirse a la única y verdadera Iglesia que es Suya – la verdadera Iglesia Católica Romana. Hoy hay que añadir el adjetivo «verdadera» porque, por supuesto, el Concilio Vaticano II (1962–1965) fabricó toda una falsa iglesia diseñada para llevar a las almas al infierno eterno en lugar del cielo eterno. Esto sólo puede complicar hoy la cuestión de cómo unirse a la verdadera Iglesia, pero si un alma lo busca honestamente, Dios tiene innumerables maneras de llegar a esa alma con toda la ayuda necesaria, a pesar de cualquier barricada lanzada en su camino por hombres equivocados o delincuentes. Que tal alma confíe en que Dios quiere llevarla al cielo, y Él sólo necesita la cooperación continua de esa alma para lograrlo. 

Ser católico es para llegar al cielo, que es la dicha sobrenatural ininterrumpida, intrínsecamente muy por encima y más allá de todos nuestros poderes naturales de mente y voluntad como seres humanos. La dicha consiste en la visión sobrenatural de Dios tal como es en Sí mismo y no sólo como podemos vislumbrarlo a través de las criaturas naturales que nos rodean en nuestra breve vida en esta tierra. La puerta de entrada a esta dicha es el don sobrenatural de Dios, la fe, que está muy por encima de nuestra razón natural. Si recibo o no de Dios este don suyo, básico para la salvación eterna, depende enteramente de Él y no de mí. Por otra parte, hay un viejo dicho que dice que a quien hace todo lo que está en su naturaleza hacer, Dios no le niega su gracia (sobrenatural). Esto es una especie de sentido común, pero cuidado, la Fe sigue siendo, esencialmente, un don gratuito de Dios. Lo que puedo hacer, una vez que me doy cuenta de lo indispensable que es para la salvación el don de la fe, es poner todo mi empeño en pedirle en la oración que me conceda el don de la fe. (Es muy recomendable rezar el rosario aunque alguien no crea todavía que la Santísima Virgen María fue y es siempre la Madre de Dios. Ella intervendrá . . . ) 

Lo que también puedo hacer es aplicar todas mis facultades de razonamiento a examinar tres grandes proposiciones que puedo aceptar por mero (¡pero recto!) razonamiento humano. Si lo hago así, pueden definitivamente ayudar a Dios a darme el don de la fe, pero no pueden, por sí solas, jalar el don de Dios, que sigue siendo Su don gratuito. Como dijo el pecador medio creyente en el Evangelio: «Señor, creo, ayuda mi incredulidad». Puede que no fuera teólogo, pero hablaba con sentido católico (Marcos IX, 24). Estas tres proposiciones son: 1) Dios existe, (2) Jesucristo era y es Dios, y 3) La (verdadera) Iglesia Católica Romana fue instituida por Jesucristo. 

1) Dios existe – el argumento más obvio de sus criaturas (como de efecto a causa necesaria) es el argumento del diseño inteligente. La inteligencia es visible por todas partes en Su creación, pero no puede venir de las criaturas que no son en sí mismas inteligentes, como animales, vegetales, minerales. Sólo un ejemplo: ¡ninguna araña pisa las partes pegajosas de su propia tela! Sólo las víctimas de la araña lo hacen. 

2) Jesucristo es y era Dios – durante su vida en la tierra, obró innumerables milagros que sólo Dios puede obrar, porque sólo el Autor de la Naturaleza puede interrumpir a voluntad el curso normal de la naturaleza. 

Así la resurrección de Lázaro (véase Jn. XI) fue un milagro estupendo realizado directamente ante una multitud en gran parte hostil. Y las reliquias de Nuestro Señor que revelan a la ciencia moderna rastros de su ADN muestran evidencias de su madre humana, pero ninguna de un padre humano. De hecho, nació de María, pero fue concebido por el Espíritu Santo. 

3) Jesucristo instituyó la (verdadera) Iglesia Católica Romana y ninguna otra. La historia de la humanidad muestra que todas las otras denominaciones «cristianas» comenzaron siglos después de que Él viviera en la tierra (1–33 DC). En cuanto a las religiones no cristianas, todas ellas niegan que Él fuera Dios, Segunda Persona de la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Todas esas religiones no pueden ser verdaderas, y si como el Vaticano II pretenden que pueden todavía ser un camino al cielo, mienten de nuevo, porque no puede haber lugar para mentiras en el verdadero cielo del verdadero Dios. 

Si después de trabajar sobre estas tres verdades preliminares, un alma todavía desea convertirse en católica, entonces va donde un sacerdote católico para pedir el bautismo, que es el modo normal de entrar en la Iglesia Católica. 

Kyrie eleison 

Identidad Blanca – II

Identidad Blanca - II posted in Comentarios Eleison on febrero 13, 2021

El diálogo continúa con este joven blanco de hoy que busca quién es, su identidad, pero que teme buscarla en la dirección de Cristo, porque el cristianismo parece subordinado al judaísmo, que hace inferiores a los cristianos. Sin embargo, no puede creer que Cristo sea inferior al Antiguo Testamento.

He descubierto que Noé no era judío. Entonces, ¿cuándo se diferenciaron los gentiles de los judíos?

Con Abraham, alrededor del 2000 a.C. Adán y Eva fueron creados por Dios alrededor del 4000 a.C. Pero durante 1000 años la humanidad se degeneró tanto que alrededor del 3000 a.C. Noé fue levantado por Dios para salvar a la humanidad del Diluvio, necesario para dar a la humanidad otro comienzo con sólo ocho almas en el Arca. Después de otros 1000 años los hombres volvieron a corromperse, pero esta vez Dios escogió a Abraham para formar una raza de hombres (los futuros judíos) que al ser apartados de la corrupción del resto de los hombres (los futuros gentiles) serían aptos para proporcionar otros 2000 años más tarde los orígenes humanos del Salvador o Mesías de todos los hombres, Jesucristo. Así los judíos fueron desde Abraham hasta Cristo el Pueblo especial de Dios por raza para servir en el futuro a toda la humanidad, pero cuando vino el Mesías y dejó claro que el Pueblo propio de Dios ya no sería por raza sino por fe, entonces los judíos por orgullo herido se volvieron contra Dios, mataron a su Mesías y se convirtieron en el pueblo especial de Satanás.

Entonces, ¿fueron los judíos el origen del cristianismo?

El cristianismo es en parte humano y en parte divino. La parte divina vino, y viene, enteramente de la Santísima Trinidad, Dios, y a través del Dios-hombre, Segunda Persona de la Santísima Trinidad, Jesucristo. Sólo la parte humana, María, José, los 12 Apóstoles, etc., procede de los judíos, con los que todos los cristianos tienen una enorme deuda.

Entonces, ¿es el cristianismo un engaño de los judíos a los gentiles?

En absoluto no, y nunca lo ha sido, porque Dios les dio a los judíos, como sus instrumentos humanos, su Verdad y su salvación para que se las dieran a los gentiles. Los judíos abandonaron en gran parte la fe en Cristo poco después -misterio de iniquidad, orgullo- pero los gentiles recogieron la pelota y corrieron con ella hasta el Vaticano II (1962–1965) cuando, esencialmente, también ellos abandonaron el cristianismo – misterio de iniquidad, predicho en las Escrituras (Lc. XXI, 24).

Entonces, ¿el Nuevo Testamento sigue siendo un trabajo intelectual judío?

Sí, pero sólo en el sentido muy insignificante de que para contar a judíos y gentiles en los comienzos del cristianismo las grandes verdades nuevas de la salvación, como en las Epístolas de San Pablo, Dios utilizó los cerebros humanos de los judíos. Pero poco después de esos comienzos, fueron los gentiles los que tomaron el relevo, y desde entonces, pocos judíos contaron esas verdades.

Jacob fue el hijo favorecido de Isaac, Esaú el hijo desfavorecido. ¿Los judíos llaman a los cristianos Esaú? ¿Tienen razón al considerar que los cristianos son desfavorecidos en comparación con ellos mismos a los ojos de Dios?

En absoluto, es al revés. Lee Romanos IX, 6–9. Esaú es la figura de los judíos desfavorecidos porque rechazaron y rechazan en gran medida a su Hijo, mientras que Jacob representa a los cristianos favorecidos que aceptaron y aceptan a su Hijo. San Pablo luchó con la confusión en las mentes de sus oyentes sobre esta controvertida cuestión de los judíos y los gentiles en tres grandes epístolas: Gálatas, Romanos y Hebreos. Su enseñanza es la Palabra de Dios, la Escritura, básicamente clara y absolutamente autorizada. Lea esas Epístolas.

¿Tienen razón los judíos en que los gentiles son estúpidos?

Ciertamente, cuando los gentiles abandonan a Cristo, entonces los judíos pueden dominarlos fácilmente, como hoy. Pero cuando los gentiles son fieles a Cristo, lo que significa que son entonces fieles a Dios y a la Verdad, entonces ni los judíos ni los comunistas pueden engañarlos, y es entonces cuando la verdadera civilización florece y se salvan muchas más almas, como en la Edad Media.

Kyrie eleison.

Corazón Protegido

Corazón Protegido posted in Comentarios Eleison on diciembre 22, 2018

He aquí un precioso relato de cómo la Navidad pudo haber protegido al Inmaculado Corazón de María de ser vencido por su participación íntima en la Pasión de su divino Hijo –

“La bienaventuranza del éxtasis navideño me ha venido como esencia de flor cerrada en el vivo vaso del corazón para toda la vida. Alegría indescriptible. Humana y sobrehumana. Perfecta.

Cuando al llegar cada tarde me martilleaba en el corazón el doloroso recordatorio: “Un día menos de espera, un día más de cercanía al Calvario” y mi alma salía cubierta de pena como si una oleada de aflicción la hubiera recubierto, ola anticipada de la marea de tormento que me abrumó en el Gólgota, Yo inclinaba mi espíritu sobre el recuerdo de aquella bienaventuranza de Nochebuena que había permanecido viva en el corazón, así como uno se inclina sobre el desfiladero de una montaña para volver a oír el eco de un canto de amor o para ver en la lejanía la casa de su alegría.

“Esta ha sido mi fuerza en la vida, especialmente en la hora de mi muerte mística a los pies de la Cruz. Para no llegar a decir a Dios – que nos castigaba, a mi dulce Hijo y a mí, por los pecados de todo el mundo – que era demasiado atroz el castigo, y que su mano de Justiciero era demasiado severa, Yo, a través del velo del más amargo llanto que mujer alguna haya vertido, he debido fijar aquel recuerdo luminoso, beatífico, santo, que se alzaba en aquella hora como visión de consuelo desde el interior del corazón para decirme cuanto me había amado Dios – que se alzaba para venir a mi encuentro sin esperar a que la buscase, porque era alegría santa, porque todo cuanto es santo está infundido de amor y el amor da su vida incluso a las cosas que parece que no la tienen.

“Esto es lo que necesitamos hacer cuando Dios golpea –

* Recordar cuando Dios nos ha dado la alegría, para poder decir también entre el dolor: “Gracias, Dios mío. Tú eres bueno conmigo”.

* Aceptar el consuelo del recuerdo de un pasado don de Dios, que surge para confortarnos en la hora en que el dolor nos dobla, como tallos atravesados por un huracán, hacia la desesperación, para no desesperar de la bondad de Dios.

* Procurar que nuestras alegrías sean alegrías de Dios, o sea, no demos nos alegrías humanas, queridas por nosotros y fácilmente contrarias – como todo cuanto es fruto de nuestro actuar separado de Dios y de su divina Ley y Voluntad, sino esperemos la alegría sólo de Dios.

* Guardar el recuerdo de la Ley y Voluntad de Dios incluso cuando la alegría haya pasado ya, porque el recuerdo que estimula al bien y a bendecir a Dios no es recuerdo condenable sino más bien aconsejado y bendito.

* Infundir con la luz de aquella hora las tinieblas del momento presente para hacerlas siempre tan luminosas que sean suficientes para ver el Rostro santo de Dios incluso en la noche más oscura.

* Suavizar lo amargo del cáliz de aquella dulzura gozada para poder soportar el sabor y llegar a beberlo hasta la última gota.

* Sentir, porque se ha conservado como el más precioso recuerdo, la sensación de la caricia de Dios mientras las espinas nos aprietan la frente.

“He aquí las siete fuentes de felicidad opuestas a las siete espadas, tal como traspasaron mi Corazón Inmaculado. Te las doy como mi lección de Navidad y contigo las dono a todos mis hijos predilectos. Los bendigo a todos”.

Kyrie eleison.

¿Israelitas, Israelies?

¿Israelitas, Israelies? posted in Comentarios Eleison on agosto 9, 2014

Aceptemos entonces (CE 368) que las órdenes de Dios Todopoderoso de exterminar ciertos pueblos en el Antiguo Testamento (por ejemplo I Sam.XV) han sido un acto de justicia y de misericordia para los paganos mismos y un acto también destinado a ayudar a los israelitas en la preparación de la cuna para el Dios Encarnado, Nuestro Señor Jesucristo, para cuando El viniera varios siglos más tarde. Esta cuna, los israelitas sí la han efectivamente provisto, particularmente con la Santísima Virgen María para con la cual toda la raza humana tiene una deuda sin límites de gratitud. Si alguno de nosotros llega al Cielo, será solamente por su intercesión.

Entonces, ¿qué conexión puede existir entre esos judíos a través de los cuales viene la salvación (Jn.IV,22) y el conjunto de los judíos de hoy que están masacrando a Palestina o que apoyan moralmente o financieramente la masacre? La mayoría de los judíos de hoy, siendo judíos askenazis, bien pueden no ser descendientes por la sangre de Abraham, pero sea como sea, ellos han seguramente absorbido a través del Talmud, el libro sagrado del Judaísmo post-cristiano, lo que Nuestro Señor llamó “la levadura de los fariseos y de los saduceos” (Mt.XVI,11), para significar el espíritu de sus acérrimos enemigos que lo crucificaron y que han combatido su Iglesia desde entonces. ¿Y como este Pueblo Elegido ha podido alistarse consistentemente entre sus peores enemigos? (Si la sola pregunta parece “antisemita”, uno debe recordar que la verdad es buena mientras que el “antisemitismo” es malo, de tal manera que nada verdadero puede ser “antisemita” y nada “antisemita” puede ser verdadero. Lo que sigue es la verdad, y no tiene de ninguna manera algo que ver con el así llamado “antisemitismo”).

En primer lugar si el Pueblo Elegido se volvió contra su Dios, el problema puede parecer cronológico, pero en el fondo no lo es. A lo largo del Antiguo Testamento hubo israelitas que se volvieron en contra de Dios, por ejemplo los adoradores del becerro de oro o los judíos exilados en Babilonia. Dios tuvo que castigar a menudo a su propio pueblo “de dura cerviz” y rebelde. Del mismo modo desde el principio del Nuevo Testamento hasta nuestros propios días hubo siempre convertidos judíos célebres, como San Pablo que era tan judío como se puede serlo (cf.Rom.IX,1–5; II Cor.XI,21–22; Fil.III,4–6). La diferencia entre israelitas e israelíes es la misma diferencia que hubo siempre entre los de cualquier raza que aman a Dios y los que se rebelan contra El. La verdadera línea judeo-cristiana se extiende desde Abel pasando, por ejemplo, por Abraham, Moisés, David y la Madre de Dios hasta la Iglesia católica. La falsa línea judeo-cristiana pero verdadera linea judeo-masónica se extiende desde el maldito Caín pasando, por ejemplo, por los que mataban a los profetas de Dios hasta Anás y Caifás y la masonería moderna que fue creada por judíos y que está todavía controlada por ellos con el propósito de luchar contra la Iglesia católica, aún cuando muchos masones desconozcan este hecho.

Muy bien, pero ¿no es el contraste entre israelitas e israelíes particularmente agudo? Sí, porque como dice el viejo refrán, “Cuanto más alto se está, más dura es la caída”. Una vez que el Pueblo Elegido se hubo rehusado a ser el servidor particular de Dios, como lo hicieron ampliamente desde la Encarnación en adelante, ellos estaban destinados a volverse los servidores particulares del Diablo. Para ellos no podía haber nada intermedio. Y, ¿qué había detrás de este rechazo? En una sola palabra: soberbia. En lugar de utilizar los dones especiales que Dios les proporcionó para Su gloria, ellos los desviaron para servir a su propia gloria. Antes que viniera su Mesías, se pusieron a concebirlo de una manera errónea como su salvador material en lugar de espiritual, de tal manera que cuando El vino, ellos rehusaron reconocerlo, y desde entonces lo combaten por haber reemplazado su religión mosaica racialmente exclusiva por la religión Católica racialmente inclusiva, abierta a todas las razas.

Y, ¿qué pueden hacer los Católicos para resistir a la dominación material de los antiguamente Elegidos arrolladora todo alrededor nuestro? Materialmente, casi nada, pero una sola alma rezando espiritualmente y sinceramente para que venga el Reino de Dios y para que se haga Su voluntad, puede hacer que Dios desplace montañas materiales, un juego de niños para Dios. El solamente permite esta dominación judía para traernos de vuelta a El.

Kyrie eleison.

Sabado Santo

Sabado Santo posted in Comentarios Eleison on marzo 30, 2013

En la vida de Nuestro Señor, el Sábado Santo fue ese día entre su espantosa muerte en la Cruz y su gloriosa Resurrección, cuando su cuerpo humano sin vida, ya que separado de su alma humana, yace (yació?)en la oscuridad de la tumba oculto al ojo humano. Los enemigos de Nuestro Señor parecían haberlo vencido tan exitosamente que el Dios Encarnado se encontraba en un eclipse total y solamente la Fe de Nuestra Señora en su Divino Hijo permanecía inquebrantable. Ella tenía que sostener a todos los otros que lo habían seguido porque aún los mas devotos de entre ellos estaban sumidos en el desanimoy sentían que, como nunca, todo estaba perdido. ( . . .se sentían como nunca antes perdidos?)

Ahora bien, siendo el Cuerpo Místico de Cristo, la Iglesia Católica sigue paralelamente el curso de la vida de Su Cuerpo físico. A lo largo de sus 2000 años de historia, la Iglesia siempre ha sido perseguida por los enemigos de Cristo y, en muchas partes del mundo en varios tiempos, ella ha sido virtualmente borrada. Sin embargo, con seguridad, nunca se encontró en un eclipse completo como lo parece estar hoy día. Dios diseñó su Iglesia como una monarquía para ser mantenida en la unidad por el Papa y ahora vemos un Papa que renuncia, sin duda en parte porque él mismo, magnetizado por el pensamiento moderno democrático, nunca creyó completamente en su propio cargo supremo. Quitando de su escudo de armas la tiara papal y firmando él mismo siempre como “Obispo de Roma,” cualesquiera fueran sus intenciones cuando renunció en febrero, humanamente hablando él ayudó con seguridad a socavar la divina institución del Papado.

Ciertamente con la renuncia de Benedicto XVI y con el subsiguiente cónclave, los enemigos de Cristo habrán hecho todo lo posible de su parte para anular el Papado. Por un justo castigo de Dios a causa de la apostasía universal de nuestra época, estos enemigos han recibido de El un gran poder sobre Su Iglesia. Han estado trabajando durante siglos (Desde siglos se esfuerzan?)para obtener un dominio completo del Vaticano y ahora están allí atrincherados. Con ninguna intención de ceder ni un ápice a una pequeña pía Fraternidad, ellos están, tal como lo vio en una visión hace 200 años Ana Catalina Emmerick, desmantelando la Iglesia piedra por piedra. Humanamente hablando los seguidores de hoy día de Nuestro Señor tienen tan poca aparente esperanza como tenían aquellos del Sábado Santo original.

Pero no mas que Nuestro Señor El mismo, la Iglesia Católica no es simplemente una cuestión (asunto?)humana. En 1846 Nuestra Señora de La Salette dijo acerca de nuestro propio tiempo: “Los justos sufrirán profundamente. Sus oraciones, penitencias y sus lágrimas se elevarán hasta el Cielo y todo el pueblo de Dios implorará perdón y misericordia y suplicará mi ayuda e intercesión. Y entonces Jesucristo en un acto de Su justicia y gran misericordia ordenará a Sus Angeles dar muerte a todos sus enemigos. Repentinamente los perseguidores de la Iglesia de Jesucristo y todos aquellos entregados al pecado, perecerán, y la tierra devendrá como un desierto. Y entonces vendrá la paz y el hombre se reconciliará con Dios; Jesucristo será servido, adorado y glorificado. La Caridad florecerá en todas partes . . .El Evangelio será predicado en todas partes . . .y el hombre vivirá en el temor de Dios.”

En otras palabras, con toda seguridad Dios resucitará a Su Iglesia de su actual angustia. Si su eclipse deviene aún mas sombrío, como seguramente lo será, mantengámonos mas cerca que nunca de la Madre de Dios y tomemos ahora la resolución de no entristecerla con nuestra falta de Fe, como lo hicieron los Apóstoles y discípulos de Nuestro Señor en aquel primer Sábado Santo. Comprometámonos a regocijar su Inmaculado Corazón con nuestra inquebrantable Fe en su Divino Hijo y su única verdadera Iglesia.

Kyrie eleison.

Indigna Dignidad

Indigna Dignidad posted in Comentarios Eleison on marzo 16, 2013

Una lectora presentó argumentos a favor de la enseñanza del Vaticano II sobre la libertad religiosa. Aún cuando el tema ha sido varias veces enfocado en los “Comentarios Eleison,” sus razones merecen seguramente ser consideradas porque es vital para los católicos de hoy asir exhaustivamente la falsedad de esta enseñanza. Lo que el Concilio enseñó en el párrafo 2 de su Declaración sobre la Libertad Religiosa (Dignitatis Humanae) es que todos los hombres, cuando se trata de actuar en privado o en público según sus creencias, deben estar libres de toda coacción ejercida por cualesquiera otros hombres o grupos de hombres. Mas aún todo Estado humano debe hacer de este derecho humano un derecho constitucional o civil.

Por el contrario, a lo largo de toda la historia de la Iglesia antes del Concilio Vaticano II, la Iglesia católica ha enseñado sistemáticamente que todo Estado, en tanto que él encarna la autoridad civil de Dios sobre las criaturas humanas de Dios, está obligado como tal de utilizar esta autoridad para proteger y favorecer la única verdadera Iglesia de Dios, la Iglesia católica del Dios Encarnado, Nuestro Señor Jesucristo. Evidentemente, los Estados no-católicos serán condenados más por su falta de Fe que por no haber dado protección civil a esta Fe. Igualmente los Estados católicos pueden abstenerse de prohibir la práctica pública de las falsas religiones ahí donde tal prohibición provocaría mas daño que bien para la salvación eterna de los ciudadanos. Sin embargo el principio permanece intacto: los Estados de Dios deben proteger la verdadera religión de Dios.

De hecho, la enseñanza Conciliar implica o bien que los Estados no son de Dios, o bien que no existe una verdadera religión de Dios. En los dos casos, esta enseñanza al Estado le libera implícitamente de Dios y por este mismo hecho coloca la libertad del hombre por encima de los derechos de Dios o, mássimplemente, al hombre por encima de Dios. Es la razón por la cual Mons. Lefebvre decía que la enseñanza Conciliar constituye una blasfemia. Y no nos digan que los otros párrafos de DH contienen una buena enseñanza católica. Una sola rajadura provocada por el témpano fue suficiente para hacer zozobrar al Titanic. DH #2 por sí solo basta para hacer zozobrar la doctrina católica. Pero veamos los argumentos que pretenden defender la enseñanza del Concilio.

1 DH es parte del Magisterio Ordinario, el cual debe ser tomado muy en serio.

DH proviene de los que tienen el deber de enseñar dentro de la Iglesia, es cierto, pero no proviene del Magisterio ordinario infalible, ya que DH contradice la enseñanza tradicional de la Iglesia, como acabamos de demostrarlo arriba.

2 DH no hace más que manifestar derechos humanos que están garantizados por la ley natural.

La ley natural coloca los derechos del hombre abajo y no por encima, de los derechos de Dios.

3 DH no reniega del modelo católico en las relaciones Iglesia-Estado.

¡Pero por supuesto que sí lo hace! El párrafo #2 libera al Estado de su obligación esencial para con la única verdadera Iglesia.

4 DH está escrita en el contexto del mundo moderno donde todo el mundo cree en los derechos del hombre.

Y, ¿desde cuando la Iglesia debe adaptarse al mundo y no el mundo a la Iglesia?

5 DH no enseña que el hombre tiene un derecho al error.

Si el Estado de Dios debe garantizar un derecho civil a practicar en público religiones falsas, entonces se deduce que uno obliga a Dios a otorgar un derecho al error.

6 DH es una llamada a los gobiernos modernos para que garanticen la mitad de una rebanada de pan, lo que es mejor que nada de pan.

La verdadera doctrina católica es tan lógica y tan coherente que al abandonar una parte, se la abandona enteramente. Y, ¿qué oveja se salvó ofreciéndose ella misma al lobo?

7 Los católicos no deben retirarse del mundo moderno encerrándose en un ghetto doctrinal.

Los católicos deben hacer lo que tienen que hacer, ir a cualquier lugar donde deben ir, para que no abandonen los derechos de Dios ni comprometan Su honor. Si esto significa el martirio, ¡que así sea!

Kyrie eleison.