Comentarios Eleison

FIN de los TIEMPOS, FIN del MUNDO

FIN de los TIEMPOS, FIN del MUNDO posted in Comentarios Eleison on junio 1, 2024

Por la propia visión de Dios de estos dos Testamentos,

En Romanos leemos cómo Pablo vio los eventos.

Pertenece a la sabiduría de Dios dejarnos a los seres humanos ignorantes de su calendario exacto o programa de los acontecimientos que conducen al fin del mundo, pero en el más inmediato de esos acontecimientos todos nosotros estamos implicados, y no nos está prohibido especular sobre ellos. Al contrario, para salvar mi alma puede ser prudente pensar en lo que Dios Todopoderoso tiene en mente, a fin de evitar ciertos errores importantes.

Por ejemplo, Dios puede guiarnos a los seres humanos para que hagamos lo que Él quiere, pero nunca nos quitará nuestra libre albedrío para que lo hagamos, y por eso es imposible una Edad de Oro de mil años de aquí al fin del mundo. Él tendría que estar constantemente anulando las elecciones de los hombres. Lutero (1483–1546) sabía que estaba destruyendo la Cristiandad. Le tomó 450 años hasta el Vaticano II, por así decirlo (1517–1965), pero al final de ese tiempo los hombres se habían corrompido cada vez más. Ahora puede haber una corta Edad de Oro como el triunfo del Corazón Inmaculado de Nuestra Señora, pero no puede durar mucho. En La Salette en 1846, Nuestra Señora dijo que sólo 25 años de buenas cosechas verán volver el pecado, es decir, el fin de la Edad de Oro y el comienzo del descenso al Anticristo. El milenarismo, una supuesta Edad de Oro de mil años antes del fin del mundo, es un error condenado por la Iglesia.

Otro error importante que debe evitarse es que la Iglesia llegará a su fin en la tierra en un resplandor de gloria humana. Una sola cita de Nuestro Señor pone fin a esa ilusión – Lc. XVIII, 8: «Cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe sobre la tierra?” En otras palabras, al final del mundo la Iglesia casi habrá desaparecido de la vista, presumiblemente como resultado de su persecución por el Anticristo, la persecución más feroz de toda su historia. Ese mundo que tiene al diablo por soberano (Jn. XIV, 29) verá en esa persecución una tremenda derrota para la Iglesia, pero Dios verá en ella las últimas gotas de santidad que le serán en forma de algunos de los más grandes mártires y santos de toda su historia, en otras palabras una de sus mayores victorias. No es de extrañar que el final de la Iglesia se parezca a la cruz de Nuestro Señor, porche la victoria universal de la Iglesia sigue inmediatamente en la forma del Juicio General, o universal.

Otro error que hay que evitar con toda seguridad es confundir el fin de los «tiempos» (véase Lc. XXI, 24) con el fin del mundo. En términos del comentario del venerable Holzhauser sobre los capítulos 2 y 3 del Apocalipsis, donde divide la historia de la Iglesia en siete Edades, el «fin de los tiempos», o fin de los tiempos para que los gentiles entren en la Iglesia de Dios, con el fin de reemplazar a toda la antigua raza elegida que decidió ya no ser pueblo de Dios (Mt. XXVII, 25), llega al final de la quinta Edad. Por el contrario, el fin del mundo llega al final de la séptima Edad. En efecto, la antigua raza elegida se convertirá de nuevo a Nuestro Señor, su propio Mesías, al fin del mundo (Rom. XI, 26), pero hasta entonces los judíos conversos seguirán siendo la excepción en lugar de la regla, en otras palabras, serán demasiado pocos para el propósito de Dios de poblar su cielo. De ahí todo el plan de salvación de Dios mediante los dos Testamentos – véase Romanos, capítulos IX, X, XI.

He aquí por qué el Nuevo Testamento tuvo que reemplazar al Antiguo; por qué la raza elegida en razón de la raza tuvo que dar lugar a la raza elegida en razón de la fe y dotada de dones sobrenaturales; es por eso qué los judíos tuvieron que ceder el paso a los gentiles, y por eso es qué les han hecho la guerra desde entonces (I Tesalonicenses II, 14–16), especialmente a los palestinos. Pero los católicos nunca debemos olvidar lo mucho que debemos a los héroes de Dios de antaño, del Antiguo Testamento. Sin ellos no habríamos tenido la encarnación de Jesús.

Kyrie eleison

HACERSE CATÓLICO

HACERSE CATÓLICO posted in Comentarios Eleison on mayo 25, 2024

Si algún alma entiende los eternos arcanos, 

Que siempre tenga un rosario en sus manos

Un lector de estos «Comentarios» que obviamente no es católico pregunta cómo llegar a serlo. Puede ser una pregunta que interesa a más de este lector. Que Dios Todopoderoso bendiga a todos esos lectores, porque es seguramente una gracia suya que les está impulsando a interesarse seriamente en unirse a la única y verdadera Iglesia que es Suya – la verdadera Iglesia Católica Romana. Hoy hay que añadir el adjetivo «verdadera» porque, por supuesto, el Concilio Vaticano II (1962–1965) fabricó toda una falsa iglesia diseñada para llevar a las almas al infierno eterno en lugar del cielo eterno. Esto sólo puede complicar hoy la cuestión de cómo unirse a la verdadera Iglesia, pero si un alma lo busca honestamente, Dios tiene innumerables maneras de llegar a esa alma con toda la ayuda necesaria, a pesar de cualquier barricada lanzada en su camino por hombres equivocados o delincuentes. Que tal alma confíe en que Dios quiere llevarla al cielo, y Él sólo necesita la cooperación continua de esa alma para lograrlo. 

Ser católico es para llegar al cielo, que es la dicha sobrenatural ininterrumpida, intrínsecamente muy por encima y más allá de todos nuestros poderes naturales de mente y voluntad como seres humanos. La dicha consiste en la visión sobrenatural de Dios tal como es en Sí mismo y no sólo como podemos vislumbrarlo a través de las criaturas naturales que nos rodean en nuestra breve vida en esta tierra. La puerta de entrada a esta dicha es el don sobrenatural de Dios, la fe, que está muy por encima de nuestra razón natural. Si recibo o no de Dios este don suyo, básico para la salvación eterna, depende enteramente de Él y no de mí. Por otra parte, hay un viejo dicho que dice que a quien hace todo lo que está en su naturaleza hacer, Dios no le niega su gracia (sobrenatural). Esto es una especie de sentido común, pero cuidado, la Fe sigue siendo, esencialmente, un don gratuito de Dios. Lo que puedo hacer, una vez que me doy cuenta de lo indispensable que es para la salvación el don de la fe, es poner todo mi empeño en pedirle en la oración que me conceda el don de la fe. (Es muy recomendable rezar el rosario aunque alguien no crea todavía que la Santísima Virgen María fue y es siempre la Madre de Dios. Ella intervendrá . . . ) 

Lo que también puedo hacer es aplicar todas mis facultades de razonamiento a examinar tres grandes proposiciones que puedo aceptar por mero (¡pero recto!) razonamiento humano. Si lo hago así, pueden definitivamente ayudar a Dios a darme el don de la fe, pero no pueden, por sí solas, jalar el don de Dios, que sigue siendo Su don gratuito. Como dijo el pecador medio creyente en el Evangelio: «Señor, creo, ayuda mi incredulidad». Puede que no fuera teólogo, pero hablaba con sentido católico (Marcos IX, 24). Estas tres proposiciones son: 1) Dios existe, (2) Jesucristo era y es Dios, y 3) La (verdadera) Iglesia Católica Romana fue instituida por Jesucristo. 

1) Dios existe – el argumento más obvio de sus criaturas (como de efecto a causa necesaria) es el argumento del diseño inteligente. La inteligencia es visible por todas partes en Su creación, pero no puede venir de las criaturas que no son en sí mismas inteligentes, como animales, vegetales, minerales. Sólo un ejemplo: ¡ninguna araña pisa las partes pegajosas de su propia tela! Sólo las víctimas de la araña lo hacen. 

2) Jesucristo es y era Dios – durante su vida en la tierra, obró innumerables milagros que sólo Dios puede obrar, porque sólo el Autor de la Naturaleza puede interrumpir a voluntad el curso normal de la naturaleza. 

Así la resurrección de Lázaro (véase Jn. XI) fue un milagro estupendo realizado directamente ante una multitud en gran parte hostil. Y las reliquias de Nuestro Señor que revelan a la ciencia moderna rastros de su ADN muestran evidencias de su madre humana, pero ninguna de un padre humano. De hecho, nació de María, pero fue concebido por el Espíritu Santo. 

3) Jesucristo instituyó la (verdadera) Iglesia Católica Romana y ninguna otra. La historia de la humanidad muestra que todas las otras denominaciones «cristianas» comenzaron siglos después de que Él viviera en la tierra (1–33 DC). En cuanto a las religiones no cristianas, todas ellas niegan que Él fuera Dios, Segunda Persona de la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Todas esas religiones no pueden ser verdaderas, y si como el Vaticano II pretenden que pueden todavía ser un camino al cielo, mienten de nuevo, porque no puede haber lugar para mentiras en el verdadero cielo del verdadero Dios. 

Si después de trabajar sobre estas tres verdades preliminares, un alma todavía desea convertirse en católica, entonces va donde un sacerdote católico para pedir el bautismo, que es el modo normal de entrar en la Iglesia Católica. 

Kyrie eleison 

L’ ACTUALIDAD de las ESCRITURAS

L’ ACTUALIDAD de las ESCRITURAS posted in Comentarios Eleison on mayo 18, 2024

En torno al Dios encarnado el mundo entero gira, 

Como dice la Escritura. Al despreciarlo, arde como en pira.

El último número del boletín de noticias del seminario de la «Resistencia» de la Sociedad de los Apóstoles de Jesús y María, en Morannes, en el noroeste de Francia, contiene un admirable editorial procedente del superior de dicha Sociedad, monseñor Jean-Michel Faure. No es largo. He aquí el texto completo: 

Queridos amigos y bienhechores: 

Nuestro Señor dijo a los Apóstoles: «Cuando oigáis hablar de guerras y levantamientos, no os asustéis . . . . seréis odiados por todos, a causa de mi nombre» (es decir, a causa de vuestra fidelidad a mi doctrina) . . . . «con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas . . . . Cuando veáis que estas cosas empiezan a suceder, levantad la cabeza y mirad hacia arriba, porque vuestra redención (y vuestra victoria) está muy cerca ». (Lc. XXI, 9, 17, 19, 28). 

Hoy asistimos a los signos que anuncian los grandes acontecimientos aludidos por Nuestro Señor Jesucristo, San San Pablo y San Juan: la gran apostasía. Nunca antes los enemigos de Jesucristo habían tenido a su disposición tantos medios para destruir toda fe y moral en las almas de los niños, de los jóvenes y de los ancianos. «Aplastar la (iglesia) infame”, gritaba ya Voltaire en el siglo XVIII a los adeptos de la secta infernal – «Derribemos el trono (o monarquía) para derribar el altar (o misa católica e Iglesia), por el laicismo (televisión, internet, cine), las modas indecentes, y finalmente por la infiltración en la Iglesia, hasta llegar al papado, gracias al Concilio Vaticano II. 

La historia moderna ilustra las etapas de la gran apostasía de las naciones, los gestos y los hechos de los del Anticristo, sus predecesores preparando la venida del Anticristo mismo, preparando a la generación de los hombres para aplaudirle cuando venga (cf. II Tes. I, 8). Un documento muy reciente procedente de Roma afirma que la dignidad humana es infinita. Aquí está el hombre pretendiendo establecer su trono dentro de la 

Iglesia, para entronizarse allí con el poder del Diablo (II Tes. II, 4). 

Como dijeron los peregrinos de Emaús a Nuestro Señor: «Señor, quédate con nosotros, que el día está muy avanzado» (Lc. XXIV, 29) (y las tinieblas cubren la tierra). Ánimo, pequeño rebaño – «Yo he vencido al mundo» (Jn. XVI, 33), por la Cruz. El Reino de Dios nunca ha estado tan cerca. 

Mons. Jean-Michel Faure 

Lo que impresiona aquí es, ante todo, lo pertinentes que son las abundantes citas de un ayer lejano para nuestras calamidades sin precedentes en la Iglesia y el mundo de hoy. Los lectores de estos «Comentarios que se hayan impresionado a causa de la falta de autoridad de mensajes mucho más recientes que pretenden venir del cielo para iluminarnos y alentarnos en la batalla venidera, al menos que abran sus biblias para leer de nuevo Mateo XXIV, Marcos XIII y Lucas XXI. No hay falta de autoridad divina detrás del texto de los evangelios, sólo falta que nos demos cuenta, a la manera del monseñor Faure, de cuánto ese texto puede cobrar vida en nuestras circunstancias actuales. 

Lectores, para comprender lo que realmente sucede a nuestro alrededor y lo que debemos hacer, leed con regularidad la propia palabra de Dios, y no sólo el Nuevo Testamento, sino también el Antiguo Testamento, donde la presentación múltiple de la bondad de Dios frente a la maldad de los hombres es la esencia misma de los acontecimientos actuales. 

Kyrie eleison 

MENSAJES MEMORABLES – IV

MENSAJES MEMORABLES – IV posted in Comentarios Eleison on mayo 11, 2024

Querido Dios, yo no puedo. Tú puedes. Tú debes. 

En Ti yo creo, yo espero, yo confío.

Este cuarto (y último por el momento) Mensaje de Texas es especialmente apropiado para los católicos hoy en día, tanto por su comprensión de su angustia, como por su apelación a su confianza. Son estos “Comentarios” los que han resaltado ciertas palabras en negrilla. Recomendamos fuertemente que Vds lean los Mensajes originales en espagnol, en el sitio mdm.faith 

El 14 de marzo de 2024, de Dios Padre: Para mis hijos que viven en el exilio, escribe lo siguiente:

Están viviendo en el exilio, un exilio muy doloroso porque no es solo el hecho de no estar aún en mi paraíso, en los lugares que he preparado para ustedes desde toda la eternidad, unidos en mi amor, sino también el sentimiento de estar exiliados de sus familias, de sus amigos, incluso de mi propia Iglesia, viviendo como exiliados, sin un lugar propio. Cuántos de ustedes, mis hijos, se sienten así, abandonados, olvidados, ignorados y tan heridos. Heridos por el mundo y la envidia de Satanás, heridos por sus propias acciones y decisiones. 

Hijos, miren a su Padre. Miren a Aquel que quiso que existirieran – en este momento – para recibir Su amor, Su gracia, para aprender a vivir con Él ahora, para poder vivir con Él por toda la eternidad. EntréguenMe todo su dolor, hijos, la angustia que envuelve sus corazones al ver la devastación de Mi viñedo. Unan su dolor al mío. Soy su Padre, su “Abba”, y su DIOS. Y pronto, hijos Míos, su Dios se levantará de tal manera que todo lo que existe reconocerá que YO SOY DIOS. Hora terrible y hora llena de gracia. La hora bendita, la hora de Mi última misericordia antes de la gran batalla que dejará a Satanás y a sus secuaces derrotados. 

Les pido que se preparen, que estén atentos, pero esta preparación y esta atención a Mi voz están arraigadas en la FE, hijos. La FE que cree en lo que digo; que cree que todo lo que les digo es verdadero, a pesar de que todo a su alrededor les diga lo contrario; a pesar de que sus sentidos les digan algo diferente. La FE que es ADORACIÓN porque Me da lo que legítimamente Me corresponde como DIOS y como su PADRE. La FE que es unión conMigo; que es no apartar su mirada de Mi rostro, de Mi amor, de Mi voluntad. Dejen de lado sus criterios, sus ideas, sus razonamientos. Hijos, están contaminados por el mundo y en muchas ocasiones por su propio orgullo instigado por Satanás. PermítanMe guiar sus pensamientos según Mi luz y Mi voluntad para cada uno de ustedes. Hijos, no teman. Los he colocado a cada uno donde los necesito. Su primera tarea en esta hora es permanecer con su mirada fija en Mí. 

Hijos, no les pido que comprendan, sino que Me escuchen, que Me reciban, que Me obedezcan. Pero quiero su cooperación, hijos, y por eso les pido que caminen en la oscuridad, en el desierto de los sentidos, donde todo es neblina para los sentidos, para la mente, porque es aquí donde – al confiar en que Yo los estoy guiando, al obedecer aunque no entiendan y se sientan temerosos porque no Me ven ni ven Mi camino – es aquí, hijos, donde los entreno en la verdadera e indomable FE que los une a Mí. 

SU DIOS ESTÁ LLEGANDO. CON PODER Y AUTORIDAD. PARA RESTABLECER SU ORDEN EN TODO LO CREADO. PARA RESTAURAR LO QUE ESTÁ CORROÍDO POR EL PECADO Y SATANÁS. PARA EXPULSAR A LAS SERPIENTES Y LOBOS DE MI TEMPLO. PARA RECONQUISTAR LOS CORAZONES DE MIS HIJOS. 

Kyrie eleison 

MENSAJES NOTABLES – III

MENSAJES NOTABLES – III posted in Comentarios Eleison on mayo 4, 2024

Despreciando a Dios, el hombre ha del mundo un desastre tal 

Que nadie sino solo Dios puede arreglar con su poder sin igual.

El tercero de la serie de mensajes que nos llegaron del cielo a principios de este año a través de la pequeña misión de la Divina Misericordia en los bosques de Texas, está dirigido de nuevo por Dios Padre, pero esta vez “a Sus fieles sacerdotes”. El contenido está en marcado contraste con las tremendas acusaciones que Él lanzó contra los obispos y sacerdotes del Vaticano II en Su segundo mensaje – ver estos “Comentarios” de la semana pasada, EC 876, 27 de abril. Tanto el segundo como el tercer mensaje son particularmente relevantes para nuestros dramáticos tiempos, destacando el bien y el mal especiales que provienen de obispos y sacerdotes. En Akita, en 1973, la solución que la Virgen dio a todos los males del mundo fue el rosario, rezado “Por el papa, por los obispos y por los sacerdotes”. Sigue leyendo. 

1 y 2 de Marzo: Escribe, hija Mía, por Mis sacerdotes fieles. Escribe por Mis hijos que han guardado Mi Palabra – a Mi Jesús – como centro de su ser: que imitan a Mi Jesús en Su obediencia, en Su ofrenda, en Su amor y en Su confianza en Su Padre. Os habéis revestido de Mi Jesús y como tal os veo. Mis hijos fieles, velando – velando incansablemente por Mis pequeños. Ayudadles con vuestras oraciones y vuestro sacrificio – la ofrenda diaria de vosotros mismos con Mi Jesús en el altar. El Santísimo Sacrificio de la Misa. La ofrenda santísima de Mi Jesús por amor a Mí – y a vosotros. La ofrenda a la que a vosotros mismos os unis. La Ofrenda que tomó en Mi Corazón y a través de la cual derramó misericordia y gracia sobre Mi pueblo reseco. 

¿Veis, hijos Míos, por qué entonces hay ataques incesantes contra este santo sacrificio? ¿Por qué el enemigo debe destruirlo a toda costa? ¿Por qué trabaja incansablemente para subvertirlo? Y no pudiendo destruirlo en sí mismo – pues ya ha sido vencido por Él, debe destruir a aquellos en cuyas manos he puesto esta ofrenda: vosotros, Mis sacerdotes. Vosotros veis los ataques a mi santísimo sacramento, a la verdadera presencia de Mi Jesús – con qué desdén y falta de respeto es tratado, abusado. Vosotros veis cómo estos ataques destruyen la FE en los corazones de Mis hijos, que ya no creen en Mi Jesús, ya no lo reconocen. Vosotros veis cómo cuando la FE es extinguida entonces la idolatría y la desesperación se apoderan del alma. 

Veis, hijos Míos, baluarte tras baluarte cayendo, siendo destruidos. Vosotros veis las hordas de demonios atacando a Mis hijos. El orden que establecí en Mi Iglesia para el bien de todos Mis hijos está bajo asedio, Vosotros habeis experimentado las consecuencias de este asedio y la confusión que causa. La terrible, confusión que ha provocado. Cuando una misión se separa de la VERDAD, de Mí, deja de ser útil, y al no permanecer en la VERDAD, se convierte en una anti-misión. Un obstáculo. Hijos Míos ¿veis ahora lo que está ocurriendo en Mi Iglesia? ¿CUÁNTAS MISIONES HAN SIDO SUBVERTIDAS? ¿CUÁNTAS TIENEN LA APARIENCIA DE SER MÍAS, PERO SON IMPOSTORAS? 

Nosotros – vosotros y Yo – llevamos mucho, mucho tiempo en esta batalla. Defendiéndonos constantemente de los ataques de la serpiente antigua, el gran acusador. Pero la batalla que se avecina ahora, hijos Míos, es mucho mayor, mucho más sutil, mucho, mucho más peligrosa. Y es por eso que he reservado gracia sobre gracia para estos tiempos. Mi enemigo – nuestro enemigo – piensa que tiene la victoria en su mano, ve la destrucción y el engaño que ha causado. Él está tan satisfecho de sí mismo que su orgullo le ciega. Hijos Míos, enviaré Mi Verdad como la gran señal, como la gran luz para iluminar las conciencias de Mis hijos, para que puedan ver cómo os veo a cada uno de vosotros. Cuando Yo actúe así – en un instante, llegando de un extremo al otro del mundo – vuestro sacerdocio se convertirá en un tremendo pilar y refugio para Mis hijos, que vendrán a ti en multitud tras multitud para recibir Mi perdón y Mi misericordia a través de vosotros. Hijos míos, preparados. YO VENGO

Kyrie eleison. 

MENSAJES NOTABLES – II

MENSAJES NOTABLES – II posted in Comentarios Eleison on abril 27, 2024

Puede alguien aquí no reconocer la Tradición? 

¿O en el Concilio, causa para los católicos de perdición?

El segundo de la serie de mensajes, supuestamente del cielo, que nos ha llegado recientemente a través de la pequeña comunidad católica del sur de Texas, es de Dios Padre. El 22 de febrero llamó a todos Sus hijos a unirse al ejército que Él ha formado por todo el mundo en pequeños batallones, porque han sido abandonados y traicionados por la gran mayoría de sus pastores designados para cuidarlos. En cambio estos se durmieron y los traicionaron – Su voz pasa desapercibida para ellos, pero está a punto de tronar para despertarlos. Sus hijos llevan mucho tiempo sufriendo en sus manos de ellos, pero Él se levantará pronto en nombre de Sus hijos. Que esperen un poco más, levanten sus corazones, confíen en Él, y no teman. Él los ama. Él viene. 

En estos “pequeños batallones”, ¿hay alguien que no puede reconocer a los restos dispersos de la llamada “Resistencia”? El 26 de febrero Dios Padre prosiguió con palabras para sus “hijos sacerdotes” – una tremenda acusación. 

Escribe ahora, hija, para mis hijos sacerdotes. Aquellos que, en vez de ser Mis más íntimos colaboradores, Mis más dóciles y fieles instrumentos, Mi descanso, se han convertido en un estorbo muy grande; almas de ladrones, robando a Mis hijos lo que les pertenece. Almas rebeldes a Mi voz, almas perezosas. Almas que, habiéndoMe perdido, no Me buscan. Aventurándose cada vez más en las tinieblas dan la espalda a Mi luz. Ellas se volverán más secas y marchitas que la higuera que maldije antes de entrar en Jerusalén. DESPIERTEN hijos. Vean lo que EN VERDAD está sucediendo a su alrededor. Salid del enemigo, de sus confusiones y seducciones. Mi voz es clara, directa. El sí que es sí, el no que es no. La Verdad es LUZ. 

Hijos, estáis rodeados de mentiras. OS HAN MENTIDO. Y han absorbido estas mentiras que son tan dañinas porque oscurecen la VERDAD, de modo que todo vuestro ser se oscurece y os distraéis fácilmente y os volvéis completamente inofensivos para mi enemigo. NECESITO HIJOS GUERREROS SACERDOTES Y SOLDADOS. Intrépidos en la batalla. ¿DÓNDE ESTÁ VUESTRA FE, hijos? HIJOS, LA OSCURIDAD SE HA EXTENDIDO PORQUE NO HAY FE EN MIS SACERDOTES. VOSOTROS SOIS RESPONSABLES DE TANTA OSCURIDAD, HIJOS. 

Y vosotros, llamados obispos, que deberíais ser padres para Mis hijos sacerdotes, ejemplos y guías, os habéis convertido en mucho peor que los demonios, porque al menos los demonios me reconocen como Dios, a pesar de odiarMe. Pero vosotros ME HABÉIS DESECHADO y ME HABÉIS UTILIZADO PARA VUESTROS PROPIOS FINES. Ay de vosotros. Ay de vosotros si no reconocéis esta última oportunidad. Si no os volvéis a Mí, si no reconocéis vuestra culpa y responsabilidad. Yo os pediré cuentas. NADIE SE BURLA DE MÍ. NADIE SE APROVECHA DE MÍ. No sólo habéis dejado que el humo de satanás se infiltre en Mi santuario; sino que habéis permitido que todo un ejército de demonios ocupe vuestros lugares. Y habéis permitido que el usurpador se siente en la silla de Mi Pedro – él que está llevando a cabo la gran traición que dejará a mi Iglesia desolada. Y VOSOTROS LO HABÉIS PERMITIDO. Y lleváis con vosotros la terrible responsabilidad de esta horrenda ofensa a Mí, vuestro DIOS. Estáis tan cegados que no veis cómo estáis siendo utilizados y manipulados. Me habéis abandonado y habéis abandonado a Mis pequeños. Y habéis abandonado a Mi Jesús. Ay de vosotros. 

Pero Yo, vuestro DIOS, tengo Misericordia. Yo, vuestro buen Padre, me apiado de vuestra ceguera, hambre y desnudez. APRESURADOS, hijos. NO HAY MÁS TIEMPO. Os hablo como vuestro Padre. Pero pronto hablaré como el TODO PODEROSO Y ÚNICO DIOS. EL SEÑOR DIOS DE LOS EJÉRCITOS. EL QUE ES. EL UNICO. DESPERTAD. LUCHAD. DEFENDED LO QUE OS HE CONFIADO. ES LA ÚLTIMA LLAMADA. OS QUIERO EN MI EJÉRCITO. AHORA. TENGO MI PLAN, NO ME LO IMPIDAIS. Os he esperado durante mucho tiempo y ya no queda tiempo. Poned vuestras casas en orden, hijos. Os visitaré a CADA UNO DE VOSOTROS. ESCUCHADME HÍJOS. LEVÁNTADOS. YO VENGO. 

Kyrie eleison