Anticristo

ROMANOS, CAPÍTULOS IX – XI

ROMANOS, CAPÍTULOS IX - XI posted in Comentarios Eleison on junio 8, 2024

¿Cómo puede Dios permitir tanta crueldad en Palestina?

Sus razones acabarán por resplandecer de forma prístina.

Los judíos se mencionan a menudo en estos «Comentarios» debido al importante papel que desempeñan en el mundo y en la Iglesia. En la que posiblemente sea la mayor de las catorce epístolas de San Pablo, les dedica tres capítulos enteros, IX, X y XI. Esto se debe a que habían desempeñado un papel tan central en el surgimiento y formación de la Iglesia Católica, que los primeros creyentes se escandalizaron al ver que ellos llevaron a Cristo ante Pilato para que lo crucificara, y desde entonces por su negativa a tener nada que ver con Cristo, una negativa que, con pocas, pero notables excepciones, continúa hasta nuestros días. De hecho, sus acusadores dirán que desde la crucifixión de Cristo, han querido dominar el mundo en favor del Anticristo, y que en nuestro propio tiempo se están acercando más que nunca a su objetivo, una desgracia sin paragón para el mundo entero. Pero los judíos responderán que todas esas acusaciones surgen simplemente del odio a los judíos, o «antisemitismo». 

¿Dónde está la verdad? Los judíos fueron el principal obstáculo en el camino de la misión de San Pablo para plantar la Iglesia Católica donde pudiera para salvar almas para la eternidad. He aquí por qué se les menciona tan a menudo en sus epístolas, y no siempre favorablemente – véase especialmente I Tes. II, 14–16. Pero todas las menciones de San Pablo forman parte de la Sagrada Escritura y, por tanto, como enseña la Iglesia Católica, estas menciones son, ante todo y en primer lugar la palabra de Dios, y sólo en segundo lugar la palabra de su autor humano. De ello se deduce que acusar a San Pablo de «antisemitismo» es acusar a Dios mismo de ser «antisemita». Ahora bien, sea cual sea el significado de esa palabra, el significado es feo. Pero Dios es la Verdad misma (Jn. XIV, 6), y no puede ser feo de ninguna manera. Por lo tanto, todo lo que San Pablo dice sobre los judíos es verdadero y no «antisemita». 

Así que si queremos saber qué pensar de los judíos, y para ello acudimos a las Escrituras para descubrir lo que Dios piensa de ellos, no podemos hacer nada mejor que recurrir a San Pablo, que tuvo una experiencia tan directa de ellos en su apostolado.Volviendo a San Pablo, encontramos su presentación más completa del problema que ellos representan en estos tres capítulos de la epístola a los Romanos. No es que San Pablo hable principalmente con amargura de su experiencia apostólica de ellos, al contrario . . . 

En el conjunto de la epístola, los tres capítulos se intercalan entre la enseñanza dogmática de los capítulos I a VIII y la enseñanza moral de los Capítulos XII a XVI. 

En el cap. IX San Pablo presenta al verdadero Israel, el Israel espiritual, formado por las almas, judías o gentiles, justificadas ante Dios por su fe en Jesucristo. El Israel de la carne, que incluía a pocas almas que no eran judías por raza, era meramente prefigurado. Desde Moisés en adelante, este Israel tuvo durante 1500 años el templo exclusivo, el sacerdocio y el sacrificio del único Dios verdadero, pero el propósito último de Dios era la capacitación de toda la humanidad para el templo, sacerdocio y sacrificio católicos, que vendrían con el Israel espiritual, la Iglesia Católica. 

En el cap. X San Pablo presenta al falso Israel, formado por los judíos que han oído y comprendido el evangelio de Jesucristo, pero lo han rechazado. No les interesa ese Israel espiritual, abierto a toda la humanidad, donde ya no tendrán acceso privilegiado y exclusivo al verdadero culto del único Dios verdadero. Así que oirán el evangelio de Jesucristo, pero lo rechazarán, y en su lugar lo crucificarán. 

El cap. XI, presenta las tres razones de la Providencia de Dios para permitir tal infidelidad de los judíos: en primer lugar es sólo parcial, porque algunos judíos en el curso de los siglos serán los mejores católicos, como Dios quiso que fueran; en segundo lugar, la infidelidad será útil para dar celos a los judíos y hacer humildes a los gentiles; y en tercer lugar, la infidelidad será sólo temporal porque los judíos se convertirán antes del fin del mundo. En última instancia, el judío (o el gentil) que desprecia a Dios no hace más que ejercer el libre albedrío que Dios le ha dado, pero San Pablo, por su parte, termina los tres capítulos con un breve himno a los misteriosos e insondables caminos de Dios. 

Kyrie eleison 

L’ ACTUALIDAD de las ESCRITURAS

L’ ACTUALIDAD de las ESCRITURAS posted in Comentarios Eleison on mayo 18, 2024

En torno al Dios encarnado el mundo entero gira, 

Como dice la Escritura. Al despreciarlo, arde como en pira.

El último número del boletín de noticias del seminario de la «Resistencia» de la Sociedad de los Apóstoles de Jesús y María, en Morannes, en el noroeste de Francia, contiene un admirable editorial procedente del superior de dicha Sociedad, monseñor Jean-Michel Faure. No es largo. He aquí el texto completo: 

Queridos amigos y bienhechores: 

Nuestro Señor dijo a los Apóstoles: «Cuando oigáis hablar de guerras y levantamientos, no os asustéis . . . . seréis odiados por todos, a causa de mi nombre» (es decir, a causa de vuestra fidelidad a mi doctrina) . . . . «con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas . . . . Cuando veáis que estas cosas empiezan a suceder, levantad la cabeza y mirad hacia arriba, porque vuestra redención (y vuestra victoria) está muy cerca ». (Lc. XXI, 9, 17, 19, 28). 

Hoy asistimos a los signos que anuncian los grandes acontecimientos aludidos por Nuestro Señor Jesucristo, San San Pablo y San Juan: la gran apostasía. Nunca antes los enemigos de Jesucristo habían tenido a su disposición tantos medios para destruir toda fe y moral en las almas de los niños, de los jóvenes y de los ancianos. «Aplastar la (iglesia) infame”, gritaba ya Voltaire en el siglo XVIII a los adeptos de la secta infernal – «Derribemos el trono (o monarquía) para derribar el altar (o misa católica e Iglesia), por el laicismo (televisión, internet, cine), las modas indecentes, y finalmente por la infiltración en la Iglesia, hasta llegar al papado, gracias al Concilio Vaticano II. 

La historia moderna ilustra las etapas de la gran apostasía de las naciones, los gestos y los hechos de los del Anticristo, sus predecesores preparando la venida del Anticristo mismo, preparando a la generación de los hombres para aplaudirle cuando venga (cf. II Tes. I, 8). Un documento muy reciente procedente de Roma afirma que la dignidad humana es infinita. Aquí está el hombre pretendiendo establecer su trono dentro de la 

Iglesia, para entronizarse allí con el poder del Diablo (II Tes. II, 4). 

Como dijeron los peregrinos de Emaús a Nuestro Señor: «Señor, quédate con nosotros, que el día está muy avanzado» (Lc. XXIV, 29) (y las tinieblas cubren la tierra). Ánimo, pequeño rebaño – «Yo he vencido al mundo» (Jn. XVI, 33), por la Cruz. El Reino de Dios nunca ha estado tan cerca. 

Mons. Jean-Michel Faure 

Lo que impresiona aquí es, ante todo, lo pertinentes que son las abundantes citas de un ayer lejano para nuestras calamidades sin precedentes en la Iglesia y el mundo de hoy. Los lectores de estos «Comentarios que se hayan impresionado a causa de la falta de autoridad de mensajes mucho más recientes que pretenden venir del cielo para iluminarnos y alentarnos en la batalla venidera, al menos que abran sus biblias para leer de nuevo Mateo XXIV, Marcos XIII y Lucas XXI. No hay falta de autoridad divina detrás del texto de los evangelios, sólo falta que nos demos cuenta, a la manera del monseñor Faure, de cuánto ese texto puede cobrar vida en nuestras circunstancias actuales. 

Lectores, para comprender lo que realmente sucede a nuestro alrededor y lo que debemos hacer, leed con regularidad la propia palabra de Dios, y no sólo el Nuevo Testamento, sino también el Antiguo Testamento, donde la presentación múltiple de la bondad de Dios frente a la maldad de los hombres es la esencia misma de los acontecimientos actuales. 

Kyrie eleison 

Horrible Caida – I

Horrible Caida – I posted in Comentarios Eleison on junio 8, 2013

La caída de la Fraternidad San Pío X desde lo que era bajo el Arzobispo Lefebvre entre 1970 y 1991 hasta lo que ha devenido durante los últimos, digamos, 15 años, es poco menos que horrible. En una pequeña serie de “Comenti” veamos primero porque el horror es normal en el pobre mundo que nos rodea, ya que comprender es perdonar y todos estamos necesitados de perdón; segundo encaremos al horror, no para llevarnos al desánimo sino por el contrario para aprestarnos para la acción debido a lo peor que casi con seguridad se viene; y tercero veamos qué podemos hacer para aprestarnos para la acción, porque abajo del Cielo de Dios, El no puede habernos dejado sin nada que podamos hacer (pero en conexión a esto es importante no volcar en la arena la poquita agua que tenemos). Para comprender como el horror hoy en día sea tan normal, comencemos con tres refinadas mentes Católicas que calibran el desafío de nuestra época.

En su gran carta Encíclica de 1884 sobre la Francmasonería, el Papa León XIII advierte como sus perversos principios avanzan desde (#13) despreciando a (#14) injuriando a (#15) destruyendo la Iglesia Católica, para luego avanzar desde (#16) la ruina de todas las religiones positivas a (#17) la ruina de toda religión natural a (#18) la ruina de las grandes verdades naturales tales como la Creación y la de Providencia Dios y la inmortalidad del alma. En el siglo 21ero hemos ido, lógicamente, aún más lejos, a saber, hasta incluso la ruina de la propia noción de verdad. Las mentes han sido transformadas en una papilla,incluso las de Papas, Cardenales y Obispos.

En su gran carta Encíclica de 1907 sobre el Modernismo, el Papa San Pío X vio claramente la ruina de toda verdad y pensamiento por los modernistas. Está por debajo de la dignidad de los Papas gritar, pero en Pascendi, Pío X usa las expresiones más enérgicas que tenía a su disposición, para castigar la pudrición mental por la cual los modernistas pudren por completo la Fe Católica. Implicitamente él dice que el modernismo es el fin del recorrido. Su dramática advertencia obtuvo para la Iglesia un respiro de medio siglo, pero con el Vaticano II la pudrición de la Fe, pudrición que él había arrojado fuera de la Iglesia, ¡fue hecha doctrina oficial dentro de la Iglesia por Juan XXIII y Paulo VI! Si los Papas pierden la mente, ¿cómo no van a perderla meros Superiores?

Una tercera mente Católica calibrando el estrago obrado sobre la Doctrina católica por el Vaticano II, fue la de Romano Amerio, un laico italiano cuyo análisis de los errores modernos, Iota Unum, era sumamente apreciado por Mons. Lefebvre. En un punto Amerio dice que si las cosas continúan en el mismo sendero que hasta ahora, eventualmente devendrá imposible hablar o escribir más, ¡todo lo que quedará será guardar silencio! Esto puede parecer inimaginable, pero solo recientemente un muy buen comentarista en Estados Unidos, el Dr. Paul Craig Roberts, casi dejó de escribir porque le había parecido que no existía ya más ningún público capaz de, o dispuesto a, pensar.

Verdaderamente, en este ensayo general para el Anticristo, si estos días no fueran acortados, como dice Nuestro Señor (Mt.XXIV,22), todos podríamos perder nuestras mentes y nuestra Fe. Entonces, ¿quién todavía puede sentirse inclinado a tirar la primera piedra a un Papa u Obispo que están perdiendo su mente hoy día?

Sin embargo, mientras que Nuestro Señor nos prohíbe juzgar-condenar (Mt.VII,1) porque solo Dios tiene aquel perfecto conocimiento de todas las circunstancias que es necesario si uno tiene que juzgar sin error, al mismo tiempo Nuestro Señor nos ordena juzgar-discernir entre los verdaderos pastores y los mercenarios, o sea entre las ovejas y los lobos disfrazados de ovejas (Mt.VII,15). Tal es nuestra responsabilidad como católicos para salvar nuestras almas, y es por ello que echaremos pronto otra mirada al horror que está ocurriendo ahora dentro de la Fraternidad San Pío X.

Kyrie eleison.

Regalos Griegos – II

Regalos Griegos – II posted in Comentarios Eleison on agosto 27, 2011

“Pero, su Excelencia, ¿cómo pudo en el “Comentarios Eleison” (214) de la semana pasada poner en duda, como lo hizo, la sinceridad y buena fe de los oficiales Romanos que únicamente están intentando dar fin a la alienación de la Sociedad de San Pío X de la Iglesia oficial? Los comparó con los Griegos que deliberadamente engañaron a los Troyanos utilizando al Caballo de Troya. ¡Pero sitodo lo que quieren es superar la larga y dolorosa división entre los Católicos de la Tradición y la Autoridad de la Iglesia!”

Respuesta, uno no necesita poner en duda la sinceridad y buena fe de estos Romanos. ¡Ahí, precisamente, está el problema! Después de casi 500 años de Protestantismo y Liberalismo nuestra era está tan confundida y perversa que el mundo está hoy en día lleno de personas que hacen el mal aún cuando están convencidas de que están haciendo el bien. Y entre más convencidas están estas personas de que están haciendo el bien, más peligrosas pueden llegar a ser porque con una mayor fuerza de la sinceridad subjetiva y buenas intenciones empujan hacia obrar mal objetivamente, y arrastran a otros consigo.Entre más sinceramente convencidos estén los Romanos de hoy en día de que su Nuevaiglesia está en lo correcto, más eficazmente destruirán la verdadera Iglesia.

“Pero, su Excelencia, ¡sólo Dios juzga las intenciones de ellos!”

Cuando está en juego la defensa de la Fe, las intenciones subjetivas son comparativamente poco importantes. Si es con buena intención que los Romanos tratan de jalar a la FSSPX a la corriente de la Iglesia oficial, pueden agradarme personalmente pero aborreceré sus errores. Si sus intenciones no son buenas porque saben que están intentando destruir la Fe verdadera, entonces no serán de mi agrado e igualmente aborreceré sus errores. El que sean agradables o no, así como el que sean o no de mi agrado, es de poca o nula importancia comparado con esos errores a través de los cuales están, objetivamente, destruyendo a la Iglesia.

Cuando hombres agradables están haciendo proselitismo basándose en errores terribles, es demasiado fácil decir o que sus errores son tan agradables como ellos, en cuyo caso los hombres nos inclinan hacia el liberalismo; o que los hombres son tan terribles como sus errores, en cuyo caso los errores de los Papas Conciliares nos inclinan al sedevacantismo. Pero la realidad actual es que nunca en toda la historia de la humanidad ha sido tan sencillo para los hombres ser al mismo tiempo tan agradables como sus errores horribles. Esa es nuestra era. Lo veremos peor únicamente bajo el Anticristo, pero son sus precursores que ya están dirigiendo al mundo hacia su ruina.

Mientras tanto, los Romanos que el 14 de Septiembre van a reunirse con los líderes de la FSSPX están ciertamente convencidos de que había que remodelar la Iglesia según el Vaticano II, yen ese caso están en un grave error, pero pueden ser escogidos por su encanto personal para ayudar a acercar a la FSSPX a la Roma oficial. Entonces no se sorprendan, queridos lectores, si a la FSSPX se le hará ver como si estuviese rechazando las nobles ofertas y buenas intenciones de Roma, pero ese no será el caso. Cualquier rechazo de la FSSPX será únicamente con respecto a los terribles errores. ¡Que viva la Roma verdadera! ¡Que vivan los Romanos encantadores! ¡Pero que mueran sus errores!

“Su Excelencia, ¿cuál es su error esencial?”

El poner al hombre en el lugar de Dios.

Están cayendo en la apostasía y llevándose consigo a un sinfín de almas.

Kyrie eleison.

Error de La Misa

Error de La Misa posted in Comentarios Eleison on octubre 3, 2009

Una crítica interesante de la Fraternidad de San Pío X, básicamente falsa pero ligeramente verdadera, fue realizada por el Cardenal Castrillon Hoyos en una entrevista que concedió al periódico de Alemania del Sur hace diez días (el texto está disponible en Internet). Él dijo que los líderes de la FSSPX con quienes se reunió en el año 2000 le dieron la impresión de tener una fijación por la Misa Nueva como si fuese “la fuente de todo el mal en el mundo.”

Obviamente la reforma de la liturgia en Latín de la Misa que sucedió al Vaticano II (1962–1965) no es responsable de todo el mal en el mundo, pero evidentemente es responsable en gran medida del mal en el mundo moderno. Primeramente, la Religión Católica es la primera y única religión que fue instituida por el único Dios verdadero cuando por única ocasión tomó naturaleza humana, tornándose en el hombre-Dios Jesucristo, hace 2000 años. En segundo lugar, el sacrificio personal y cruento en la Cruz de Jesucristo, por sí solo capaz de aplacar la ira de la justicia de Dios acrecentada por la apostasía mundial de hoy en día, manteniendo esta ira adormecida principalmente por el sacrificio renovado e incruento que acontece en el verdadero sacrificio de la Misa. En tercer lugar, el rito antiguo en Latín de esa Misa contiene partes esenciales que se remontan a los inicios de la Iglesia, las cuales han sido cambiadas significativamente después del Vaticano II por Paulo VI de manera tal que, él mismo le comentó a su amigo Jean Guitton, fueron diseñados para agradar a los Protestantes.

Pero los Protestantes adquieren su nombre del hecho mismo de protestar en contra del Catolicismo. Esa es la razón por la cual el rito de la Misa reformada “a la luz del Vaticano II” reduce significativamente la expresión esencial de grandes verdades Católicas: en orden de conexión 1- La Transubstanciación del pan y del vino, para 2-realizar el Sacrificio de la Misa que constituye a su vez 3- el Sacerdocio sacrificante, todo esto 4- por la intercesión de la Bendita Madre de Dios. De hecho, la totalidad de la liturgia Latina antigua es la expresión completa de la doctrina Católica.

Entonces, si es principalmente a través de la asistencia a Misa, y no por la lectura de libros o la participación en conferencias, que la gran mayoría de los Católicos practicantes absorben estas doctrinas para vivirlas en su vida diaria; y si es que viviendo así actúan como la luz del mundo contra el error y como la sal de la tierra contra la corrupción, entonces no hay de que asombrarnos cuando vemos al mundo de hoy en día en tal confusión e inmoralidad. “Destruyamos la Misa y así destruiremos la Iglesia,” decía Lutero. “Bien podría el mundo vivir sin la luz del sol antes que vivir sin el Sacrificio de la Misa,” decía el Padre Pío.

Esa es la razón por la cual una prioridad de urgencia al fundar la FSSPX para formar sacerdotes era el salvar el rito Latino de la Misa. Gracias a Dios este rito está ahora lentamente pero a paso firme retornando a la corriente oficial de la Iglesia (cosa que no sucederá cuando aparezca el Anticristo). Entonces la Fraternidad del Arzobispo Lefebvre debe proceder ahora a salvar el fundamento doctrinal de esa Misa de las víctimas y autores del Vaticano II, aún firmemente establecidos en Roma. Debemos de orar arduamente por las “discusiones doctrinales” que darán inicio este mes entre Roma y la FSSPX.

Kyrie eleison.